Errores propios llevaron a la derrota al primer campeón de América

0
272

El himno dice «Peñarol tu nombre brilla igual que el sol», sin embargo ese brillo duró 45 minutos en Santiago de Chile hasta el bajón del rendimiento del equipo terminó nublando todo y no dejando al nombre del carbonero lucirse en la capital chilena ante Colo Colo.

Carboneros y Caciques, que nenes, ambos son los clubes más populares de sus respectivos países. Se vieron en el David Arellano de Santiago por la esperada tercera jornada del Grupo C.

Peñarol estrenaba entrenador en este partido copero. Se trata de Mario Saralegui, campeón del mundo en 1982 con este conjunto, hombre que en los 14 que tiene en el mando intenta concientizar a sus futbolistas de la grandeza de esa camiseta rallada.

Por otro lado estaba el gran Colo Colo, único club chileno en ganar la Copa Libertadores, allá por 1991, que busca probar otro sorbo más.

En la cancha se vio a un Peñarol con mucha energía y empuje pero que dura un tiempo. Lleno de «botijas», o pibes como decimos en esta margen del río, se llevó puesto al albo.

La promesa de crack Facundo Pellistri, junto a Facundo Torres y Agustín Álvarez, todos Sub 20, fueron al frente empujados por un David Terans que poco a poco se va convirtiendo en la estrella del equipo.

Con dos volantes recios, uno de ellos muy técnico como lo es Trindade y el otro de tres pulmones como el «Mota» Gargano, los manyas lograron romper el cero poco antes del descanso.

Sin embargo el paraguayo Gualberto Jara supo descubrir, o más bien, sacar partido de los puntos débiles de los ferroviarios, entonces, hizo un cambio que modificó todo el andamiaje; León Valencia por Carmona, y listo, se armó otro partido.

Valencia fue quien activó a sus compañeros. Supo ganarle los espacios a los volantes Trindade y Gargano y de ahí llegó el rápido empate de Suazo.

Peñarol comenzó a resquebrajarse poco a poco. Perdieron la pelota y la motivación, para peor, Gargano cometió un inexplicable penal y el legendario Esteban Paredes, de 40 años de edad, la mandó a guardar dejando las cosas 2-1 en el minuto 62.

Saralegui movió el banco a partir del minuto 71. David Terans, el jugador que no debés cambiar salvo que esté con fractura expuesta o hemorragia, fue reemplazado por un Xisco Jiménez que precisa algo más de aceite en sus visagras. El español no encuentra ritmo y mucho menos el arco. Luego, un minuto después, entró otro europeo, fue el húngaro Christian Vadocz por el «Mota Gargano», pero fue casi como cambiar seis por media docena.

Los chilenos con Mouche por la izquierda y Bolados por la derecha se movían ante un mirasol que había perdido el rumbo y obligaron, sin ser nada de otro mundo, a lucirse al gran Kevin Dawson tras un error defensivo.

Los colocolinos marchan mal en su torneo. Luego del receso obligatorio se han convertido en una máquina de perder partidos en el ámbito local. Esta victoria sin dudas calmará un poco las aguas por unos días.

La derrota deja último a Peñarol porque el Athletico se impuso por 3-2 en Bolivia sobre el Jorge Wilstermann.

Colo Colo:
Cortés; Campos, Barroso, Insaurralde y Opazo; Fuentes, Carmona (Valencia, 46′) y Suazo; Bolados (Vejar, 84′), Mouche (De la Fuente, 89′) y Paredes (Parraguez, 89′). DT: G. Jara.

Goles: Suazo, 50′ y Paredes (penal) 62′.

Peñarol
Dawson, González, Formiliano, Martínez y Piquerez; Pellistri, Trindade, Gargano (Vadocz, 72′) y Torres (Bravo, 81′); Álvarez Martínez (Acevedo, 81′) y Terans (Xisco, 71′). DT: M. Saralegui.

Gol: F. Pellistri, 40′.

Estadio: David Arellano, Santiago de Chile.
Referí: M. Vigliano (Argentina)

Posiciones:

  1. Athletico PR 6
  2. Colo Colo 6
  3. J. Wilstermann 3
  4. Peñarol 3

@lostribuneros

No hay comentarios