Equipo femenino paga un costo tras presionar por despido del técnico del masculino: Cuca

Prestigio y presión: el impacto de una publicación contra Cuca desata una crisis política en el fútbol femenino del Corinthians.

Un manifiesto publicado por los jugadores del Corinthians hace casi un mes en contra de la contratación del técnico Cuca por parte del equipo masculino ha desencadenado una serie de consecuencias que han afectado a jugadores, cuerpo técnico y directiva en las últimas semanas.

El texto, compuesto por tres párrafos, conmovió al club y generó un fuerte debate en el Consejo Deliberante, dejando al Timão dividido. Desde entonces, los deportistas, directivos y cuerpo técnico de la selección femenina han enfrentado las repercusiones de este manifiesto, que algunos consideraron histórico y otros como una afrenta a la institución y una traición a la presidencia actual, la cual ha sido muy activa en el fomento del deporte.

El escrito, que denunciaba el pasado de Cuca, quien fue condenado hace 34 años por un acto sexual con una menor, provocó amenazas virtuales y una pérdida de fuerza política para el director Cris Gambaré. Además, se plantea la posibilidad de que el entrenador Arthur Elias sea utilizado como entrenador interino del equipo masculino.

La polémica se desató luego de que Cuca fuera contratado como técnico del Corinthians el pasado 20 de abril y debutara tres días después en el Brasileirão contra el Goiás. Mientras el equipo masculino perdía 3-1, las jugadoras del equipo femenino y el cuerpo técnico liderado por Arthur Elias publicaron en las redes sociales una nota en la que manifestaban su rechazo a la contratación del entrenador.

El manifiesto señalaba que estar en un club democrático implica tener la libertad de expresar opiniones y que el respeto hacia las mujeres no es solo una frase, sino un estado de ánimo y un compromiso compartido. Las jugadoras argumentaron que Cuca no era bienvenido debido a su condena pasada y a acusaciones de violencia.

La publicación del manifiesto durante un partido generó una división interna en el club. Cuca, abatido, no enfrentó preguntas sobre el tema en la conferencia de prensa posterior al partido y al día siguiente dejó el cargo tras clasificar por penales en la Copa do Brasil.

Las consecuencias se hicieron sentir en ambos equipos. Mientras el equipo masculino veía cada vez más probable la salida de Cuca, el equipo femenino se enfrentaba a amenazas y acusaciones en redes sociales. Arthur Elias, quien ya había manifestado su compromiso en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, trató de suavizar la situación y aclarar las motivaciones detrás del manifiesto, aunque la reunión con las jugadoras no llegó a realizarse.

La protesta pública de las jugadoras ha creado una distancia con los jugadores masculinos, algunos de los cuales intentaron hasta el último momento convencer a Cuca de que renunciara. Además, la directora Cris Gambaré perdió fuerza política al no poder mantener la protesta internamente.

A pesar de las consecuencias, las líderes del equipo femenino no se arrepienten de su decisión y el club no ha tomado represalias

Fijate en

¡Épica en París! El Barcelona tumba al PSG con un doblete de Raphinha

París, Francia. El FC Barcelona firmó una noche épica en el Parque de los Príncipes, …