Epicos Senegal, Ghana y Camerún al Mundial

Se definieron este martes las cinco finales de Africa para el Mundial de Qatar, y como era de prever por el nivel tan parejo de los competidores, fueron para el infarto. Senegal volvió a batir a Egipto como en la final de la Copa Africana, y Ghana y Camerún se valieron del gol de visitante para eliminar a afuera a Nigeria y Argelia. Tres selecciones de Africa Negra y dos del Norte, Túnez (igualó apenas con Malí) y Marruecos que fue el más poderoso goleando a la República Democrática del Congo de Héctor Cúper, estarán en Noviembre en la gran cita.

Senegal ratificó en el Stade Abdoulaye Wade de Diamniadio su racha sobre un pobre egipcio. Pero la definición, como fuera en la CAN de Camerún en febrero, esperó hasta los tiros desde el punto penal, ya que el autogol de Hamdi Fathi a los 4′ marcó un 1-0 que emparejó la caída por el mismo marcador en El Cairo. Y en los penales, tras los dos primeros fallados por ambos, incluyendo el inicial de Mohamed Salah, fue finalmente Sadio Mané el que depositó a los Leones de Teranga en su tercer Copa del Mundo y segunda consecutiva, ya que en Rusia 2018 no pasaron la primera fase sólo por peor saldo de juego limpio que Japón. Gran festejo nuevamente habrá en la capital Dakar y en el país del Oeste, sin duda merecido por la calidad de varios de sus futbolistas en Europa, como Idrissa Gueye o Kalidou Koulibaly.

No fue para menos lo de Camerún en Argelia, que lo había derrotado 1-0 el jueves pasado. Ganaron los Leones Indomables durante los 90 minutos gracias al tanto de Eric Choupo Moting, el delantero del Bayern Munich, a los 22 minutos. El resultado llevó a un dramático alargue donde Touba igualó para los argelinos a los 118, faltando dos, y los ponía de nuevo en el Mundial. Pero pasados los 120′ apareció Karl Toko Ekambi, el goleador del Villarreal español, y conquistó un impensado 2 a 1 que valió doble por dos tantos a uno de visita. Así los de Rigobert Song, debutante como técnico, vuelven a la Copa tras su última en Brasil  2014, y le sacaron el dulce de la boca a una Argelia que tuvuo un 2022 para el olvido, eliminada además en la primera fase de la Copa Africana que había obtenido en 2019.

El tercer épico fue Ghana, que también regresa a la gran cita desde 2014, completando el trío de raza negra. En el desquite del clásico de la región occidental, en la capital nigeriana Abuja, se atrevieron a marcarle a los locales un 1-1 que valió doble, gracias a Thomas Partey, el del Arsenal inglés, a los 10 minutos. El central  Troost-Ekong empató de penal a los 22, pero las famosas Súper Aguilas no pudieron dar vuelta el partido y los ghaneses son quienes festejan otro impensado desenlace, tras el 0-0 en Accra el jueves.

En cambio, Túnez y Marruecos dieron la cara por el más fuerte Norte del continente. Aunque los tunecinos debieron esforzarse para marginar a Malí, ya que luego del triunfo 1 a 0 en  Bamako alcanzaron ante su gente un 0-0 que los deja otra vez en el Mundial, donde vienen de quedar afuera en la primera ronda de 2018 pero consiguieron su primer triunfo en 40 años, sobre Panamá. Por su parte, los marroquíes tendrán una nueva oportunidad tras su fracaso en Rusia (otro afuera rápido) luego de contestar el 1-1 de ida con un concluyente 4 a 1 sobre los congoleños. Dos goles de Ounahi, Tissoudali y Hakimi lo hicieron para los de Vahid Halilhodzic, descontando Ngita para los de Cúper, que otra vez cae en una decisión africana, como fue para la Copa regional de Gabón 2017 con Egipto ante Camerún.

Así, Africa tendrá cinco buenos conjuntos, algunos inesperados, para intentar arribar por fin a las semifinales del torneo, que nunca lograron. Al menos, que no queden los cinco afuera de entrada, como en 2018.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

Fijate en

Peñarol: Once años sin pasar de fase en la Libertadores

El decano de la esta edición de la Copa Libertadores de América no pasó del …