Épica remontada de Fluminense que al mejor estilo del Ave Fénix le ganó de atrás a Inter en Porto Alegre para ser finalista

¡Épica remonanta de Fluminense deja perplejos a los hinchas de Internacional!

¡Increíble victoria del Fluminense que lo convierte en finalista de la Copa Libertadores en un emocionante partido en Porto Alegre! El tricolor carioca dejó a todos boquiabiertos al dar vuelta un partido que parecía perdido cuando iba abajo 1-0 a falta de nueve minutos.

En una impresionante semifinal que también terminó en empate 2-2 en Río de Janeiro, el panorama parecía favorecer al Internacional. Pero en Porto Alegre, Fluminense logró una remontada épica.

El partido comenzó con un córner y una mala salida de Fábio, que tropezó al intentar cortar un centro, y el argentino Gabriel Mercado no desaprovechó la oportunidad de anotar de cabeza para poner al Internacional 1-0.

A medida que avanzaba el tiempo, el equipo de Rio Grande do Sul tuvo oportunidades para aumentar la ventaja, especialmente a través del ecuatoriano Enner Valencia, el líder del ataque, pero los goles errados en esas situaciones pueden resultar costosos.

Dirigido por Fernando Diniz, quien también es el técnico de la selección brasileña al mismo tiempo, Fluminense apostaba por jugar al contragolpe, pero hasta ese momento sin éxito. El argentino Germán Cano, su goleador, estaba siendo celosamente marcado y apenas aparecía en el partido.

Sin embargo, con nueve minutos para el final, Fluminense logró una transición perfecta hacia el ataque. Una pelota filtrada permitió que John Kenedy se desmarcara de sus marcadores, avanzara en diagonal y definiera ante la tardía salida del uruguayo Sergio Rochet, igualando el marcador 1-1.

Las esperanzas renacieron en las filas de Fluminense, que estaba lleno de confianza. El alivio de empatar sobre la hora daba la sensación de que podían liquidarlo o, en el peor de los casos, ir a los penales. Pero el argentino Germán Cano, que había estado en silencio durante el partido, hizo lo que hacen los verdaderos goleadores: tocar una sola pelota en todo el partido y mandarla al arco. Así fue, tras una jugada perfecta surgida desde su propio campo, un jugador que robó el balón, Cano entró a toda velocidad para poner el 2-1 a falta de tres minutos.

Los minutos de descuento fueron verdaderamente dramáticos. Inter lo intentó todo, pero la suerte estaba del lado del tricolor. Además, el equipo de Diniz supo mantener la posesión de la pelota y jugar con la desesperación del adversario.

Ahora, Fluminense espera ansiosamente conocer a su rival en la final, que, curiosamente, será en casa, en el Maracaná. El rival podría ser el Palmeiras o el Boca Juniors. ¡La emoción y la expectación están en su punto máximo en el mundo del fútbol! ⚽🏆🔥

Fijate en

Un “Salto” de calidad le dio la victoria al líder Defensores de Belgrano

En un emocionante encuentro de la jornada 5 de la Primera Nacional, el líder Defensores …