El “Gordito” Diego Polenta ¡impune!

Foto: Elaguante.uy

Un “crack bárbaro” del fútbol uruguayo es el defensor Diego Polenta. El capitán de Nacional que ni en la selección de su país juega, fue tendencia no solo en su tierra, también a nivel internacional y no por haber jugado bien, sino por haber tomado del cuello a un adversario tras una inesperada derrota en casa.

El Centro Cultural y Deportivo El Tanque Sisley, más bien conocido como “El Tanque”, le pasó la franela al otro popular del vecino país al vencerlo en el Gran Parque Central por 1-2 gracias a un gol del “Rayo” Jonatan Ramírez al minuto 92, dejándolos casi afuera todo, en la puja por el Uruguayo 2017.

Con la impunidad que tiene, como corresponde (valga la ironía) un jugador de cuadro grande, el gordito defensor del “bolso” tomó por cuello a su rival, 20 centímentros más bajo, le dio unos sopapos y los árbitros, cobardemente, fueron incapaces de informarlo.

La televisión lo captó, como para que haya un informe de oficio, pero nada pasó. Diego Polenta es un matoncito sí, pero se elige las presas y, como vimos en el pasado clásico con Peñarol, la valentía se le fue mágicamente en ese encuentro donde, de yapa, cayeron por 2-0.

Acá en Argentina muchos medios hegemómicos, cuando les conviene, hablan de un Uruguay maravilloso, con corrupción cero y lo ponen al nivel de Islandia o cualquier país nórdico, pero podemos ver que también tienen corrupción como nosotros, al menos en el mundo del balón.

River Plate, Boca Juniors y hasta Racing realizaron ofertas por este zaguero, bastante pasadito de peso, que, por lo general, deja a su equipo con diez en la cancha cuando más se lo precisa.

A las pruebas nos remitimos, al menos así lo ven colegas e hinchas del vecino país:

 

Qué ironía

@lostribuneros