El Globo se quedó con el ‘Clásico Porteño’

El gran Néstor Apuzzo lo hizo de nuevo. El entrenador interino de Huracán le sacó un grito de júbilo a su parcialidad. El Globo se impuso, con justicia, por 2-0 sobre San Lorenzo por la décima fecha de la Superliga. Lucas Barrios y Fernando Corniglio anotaron.

No estaba lleno el Tomás Ducó, sí la popular quemera, pero mucho claro en el resto del estadio. Es el Día de la Madre y eso puede haber sido uno de los impedimentos para que el Palacio esté completo.

En la cancha se vio a un Huracán que respetó al pie de la letra lo planeado por Apuzzo, mientras que San Lorenzo, equipo que arrastraba tres derrotas, una de ellas por goleada en casa, no trajo nada nuevo en su maletín.

Un atrevido equipo Quemero arrancó de movida atacando y generando ocasiones. De la mano del «Droopy» Gómez, asociado a Briasco y Garro buscaban dar qué hablar.

San Lorenzo, sin ideas, hacía lo que podía con un apagado Belluschi pretendiendo comandar las acciones, y con Ángel Romero adelante que no recibía balones, y cuando lo hacía, estaba muy bien marcado.

En el medio sintieron los cuervos la baja de Menossi, e incluso el experimentado Fabricio Coloccini estuvo bajísimo.

Lucas Barrios en el minuto 26 hizo justicia en el marcador y puso el 1-0.

En el complemento, los Cuervos fueron dueños de la pelota, pero ideas nada; atacaban sí, pero Silva se aburría bajo los tres palos. La zaga central compuesta por Merolla y Salcedo no tuvo mayores inconvenientes.

Araujo, en lateral, cometió una falta descalificadora sobre Pittón, pero el referí Fernando Espinoza, de tarde opaca, nada sancionó.

Pizzi puso en la cancha a Óscar Romero en lugar de Belluschi, y ya estaban los dos gemelos, pero no fueron nada fantásticos. Luego Díaz entró por Ezequiel Cerutti y el paraguayo Bareiro por Fértoli.

La fórmula de Huracán era clara, darle la pelota al rival, y funcionó a la perfección porque el Ciclón la tenía, la tocaba, pero no podía romper la muralla adversaria.

Apuzzo mandó al campo a Bettini por Garro, Coniglio por Barrios y Calello por Briasco. El 1-0 era merecido y seguramente el encuentro iba a concluir así ya que San Lorenzo ni patear desde lejos podía. Entonces, faltando siete minutos para el final, tras estar agazapados durante gran parte del complemento, lanzaron un zarpazo letal; el ingresado Fernando Coniglio finalmente anotó el 2-0 con pelota cruzada y abajo, lapidando a los rivales de toda la vida.

Huracán sumó 13 puntos y se ubica en la mitad de la tabla, sin chances aún de competiciones internacionales; San Lorenzo cayó de la zona de Copa Sudamericana, y de ir peleando los primeros puestos, ahora vá décimo.

HURACÁN
Silva; Araujo, Salcedo, Merolla e Ibáñez; Bareiro y Bogado; Garro y Briasco; Gómez; Barrios. DT: N. Apuzzo.

Cambios: Bettini x Garro, 64′; Coniglio x Barrios, 70′; Calello x Briasco, 78′.
Goles: Barrios, 26′; Coniglio, 83′.

SAN LORENZO
Navarro; Peruzzi, Coloccini, Arias y Bruno Pitton; Poblete y M. Pittón; Cerutti, Belluschi y Fértoli; Ángel Romero. DT: J. Pizzi.

Cambios: Óscar Romero x Belluschi, 46′; Díaz x Cerutti, 57′; Bareiro x Fértoli, 78′.

Referí: F. Echenique.
Estadio: Tomás A. Ducó.

@lostribuneros