Danubio es el campeón del fútbol uruguayo tras infartante definición

Danubio se consagró campeón uruguayo por cuarta vez en la historia del fútbol profesional, tras superar en la final, y desde el punto penal, al Montevideo Wanderers. Ambos acabaron con 9 jugadores (Foto: Ovación Digital)

El equipo de la «Curva» dejó con las manos vacías a un Montevideo Wanderers que pintaba para ganar su primer título en el profesionalismo, al superarlo por penales, tras un partido vibrante con gol a los 119′.

Nada que ver este partido con el jugado el pasado martes por la noche en el Franzini de Montevideo, que acabó con un parco 0-0.

Buen marco de público hubo en el Parque Central para jugar la final en una espléndida tarde entre dos equipos, que ni ahí tienen la popularidad y convocatoria de Nacional o Peñarol; los «bohemios» buscaban su primer título, mientras que Danubio iba por su «tetra».

Luis Leandro Sosa abrió para Danubio a los 25′ y pintaba para llevarse el título en tiempo regular, ya que su planteo táctico basado en defensa y contragolpe le funcionaba muy bien, solo que a los 53′ el defensor Emiliano Velázquez dejó a su equipo con 10, lo que agrandó al bohemio, que se fue con todo en busca del empate.

Wanderers, en el calor de buscar el empate se desequilibró y perdió a su defensor Gastón Bueno a los 69′, poniéndole más picante a un juego que seguía 1-0 en favor de Danubio.

El equipo «búlgaro» tuvo su momento de distracción y un Wanderers que iba con 8 jugadores al ataque, jugado a todo o nada porque el tiempo expiraba, logró el empate a los 78′ Diego Riolfo.

La cosa estaba 1-1 y las pulsaciones dentro del campo eran altísimas, por eso, a los 89′ el bohemio se quedó con 9 porque el atacante Marcelo Cabrera vio la roja. Danubio tenía uno más, ahora, el tiempo estaba cumplido y se venía el alargue, pero el volante Matías De los Santos se fue expulsado a los 90’+2 y ambos estaban 9 contra 9.

Fueron al alargue, Nicolás Albarracín puso el 2-1 para Montevideo Wanderers y daba la sensación que, por fin, iban a lograr el primer título de su historia.

Faltaba solo 1′ para el final, los bohemos ganaban, tenían la pelota, y Gastón Ramírez quedó mano a mano con el arquero Salvador Ichazo, era simplemente pasársela a su compañero que picaba solo y habilitado, ponían el tercero y chau Danubio, pero qué nada, Ramírez quiso marcar el gol de su vida pero el guardameta franjeado se la neutralizó y sacó un contragolpe que terminó con el gol del equipo «búlgaro», que se dio gracias a una carambola; desesperado, un jugador de Danubio sacó un zapatazo, la pelota fue despejada, insólitamente por su propio atacante, ya que le rebotó, solo que Camilo Mayada estaba atento, sacó una chilena y ¡gooool!: 2-2.

Ya con mentalidad ganadora, con suerte de campeón, Danubio tuvo mejor puntería en una definición donde hubo varios penales malogrados, y se consagró campeón.

En 1988 Danubio logró su primer título en un profesionalismo que nació en 1932, luego en 2004 llegó el segundo trofeo, en 2007 con Cavani en la cancha obtuvieron el tercer corona y este domingo 8 de junio de 2014 se consagraron campeones por cuarta vez.

@lostribuneros

Fijate en

Empates y sorpresas en la Zona B de la Primera Nacional

La cuarta jornada de la Primera Nacional – Zona B ha ofrecido encuentros llenos de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *