Culpó a Grondona por la eliminación en México ’86 y los uruguayos le pegaron duro

Omar Borrás era el entrenador de la selección de Uruguay en México 1986. Su equipo pasó por la mayor humillación de todos los tiempos al caer, de manera impensada, por 6-1 ante Dinamarca, siendo esta la peor goleada recibida por una copa del mundo para los charrúas.

El profesor de educación física con especialidad en natación y fútbol, Omar Borrás, ahora de 91 años de edad, señaló para un medio de su país que “El mundial de 1986 lo ganó Julio Grondona».

Polémicas generaron sus dichos ya que afirmó que Grondona «vio el fuerte uruguayo de los dos laterales fabulosos: Víctor Diogo y José Batista. El señor Grondona fue el veedor del partido con Escocia, antes de enfrentar a Argentina en octavos de final. Batista fue expulsado por el árbitro francés Quiniou, y Víctor Diogo tuvo la segunda amarilla antes de jugar ante Argentina. Los dos quedaron suspendidos. Me sacó a los dos laterales. Nosotros sabíamos que si teníamos un tiro libre a favor, con Batista era gol. Mandábamos a los laterales al ataque. Me criticaban por eso», aseguró el Borrás.

En el popular grupo de memoriosos del fútbol uruguayo llamado «Nostálgicos del Fútbol Uruguayo», donde participan ex jugadores, hinchas, coleccionistas de historia y eminencias del fútbol de otrora, le cayeron con los dos pies al ex técnico.

Le recordaron sus pésimos planteos tácticos y refrescaron que la Celeste para ese torneo tenía uno de los mejores planteles del mundo, compuesto por verdaderas estrellas de nivel internacional como Enzo Francescoli, el «Hormiga» Alzamendi, Darío Pereyra que brillaba en el Sâo Paulo, Ruben Paz, el «Polilla» Da Silva y el «Chicharra» Ramos, entre otros.

Al consultar a memoriosos de aquellos tiempos, Tribunero.com supo que la prensa de 1986 criticaba durantemente sus esquemas especulativos en cada partido, e incluso, el sistema táctico basado en stoppers, dejando de lado el fútbol creativo y ofensivo.

Cierto es que Uruguay, nos indica una fuente, ganó fama de equipo «rudo» y fue víctima de una campaña sucia por parte de los organizadores. Sin embargo, el hecho de atrincherar su equipo y jugar a «ver qué pasa» fue lo que llevó a los orientales a quedar en octavos de final ante Argentina.

Hinchas uruguayos que peinan canas recordaron que la Albiceleste tenía a un superlativo Diego Maradona y a unos inspirados Jorge Burruchaga y Jorge Valdano como para marcar la diferencia en el torneo.

Por otro lado, los fanáticos orientales recuerdan sí, que el juego ante Argentina que terminó 1-0 para los «porteños» con gol de Pedro Pasculli, fue el mejor que se le vio al Team Oriental en ese torneo.

Uruguay había comenzado la Copa del Mundo con un gol del «Hormiga» Antonio Alzamendi (ídolo de River) ante Alemania Federal, sin embargo, el equipo se fue replegando y posibilitó que los germanos les arranquen un empate a uno.

Luego llegó la debacle del 6-1 ante una Dinamarca, calificada por medios charrúas de «equipo endeble» en la previa al encuentro, y un tenso empate ante Escocia con diez en la cancha desde el primer minuto de juego tras la expulsión récord de José «Charly» Batista.

Otro punto en contra de los dichos de Borrás es que hasta ese 1986 el segundo hombre más poderoso del mundo del fútbol, era el uruguayo Eduardo Rocca Couture, vicepresidente de la FIFA.

@lostribuneros

Fijate en

Uruguay empató y cortó su furia, pero se viene con todo para el hexagonal Sub 20

Este sábado culminó en Colombia la primera fase del Campeonato Sudamericano Sub 20 y se …