Cuarto cómodo y calentito…

Brasil se marcha de su propia Copa del Mundo pasando vergüenza, ya que sufrió otra goleada más. Holanda se despachó con un histórico 3-0 sobre la Canarinha en el Mané Garrincha y el equipo tulipán quedó tercero.

Holanda le ganó «caminando» a Brasil por un «mezquino» 3-0 en la ciudad de Brasilia, capital de Brasil, en el cierre de ambos en el Mundial.

El elenco brasileño, dirigido por Scolari, arrancó con varios cambios y la intención de vencer para ponerle algo de azúcar a tanta amargura, pero fueron solo promesas, porque el elenco neerlandés les caminó por encima.

Brasil, que ingresó con muchos bríos al campo del Mané Garrincha, presionando en el mediocampo, hizo agua a los 2′, en el primer ataque holandés, cuando el veloz y habilidoso Arjen Robben sufrió un penal que su compañero Van Persie se encargó de facturar. La jugada nació producto de un cotragolpe a toda velocidad, pero la falta fue afuera del área y el mañero Robben se tiró de cabeza, logrando su objetivo.

El tempranero 1-0 dejó a Brasil en pánico y los fantasmas del 7-1 comenzaron acosarlos, por eso, perdieron el timón del juego y dejaron a los naranjas, hoy de azul, que hagan lo que quieran, por eso, a los 16′ Daley Blind, puso el 2-0, producto de varios toques.

La Canarinha era superada en varios sectores del campo, cometiendo uno de los peores pecados al dejar jugar libre a Robben, que durante la primera parte se divirtió.

Holanda, netamente superior a los locales, se dedicó a tocar de aquí para allá y de pasear a un desconcertada selección brasileña, hasta que el referí argelino Hamoudi terminó el primer tiempo.

En el entretiempo el técnico Scolari sacó del campo a Luis Gustavo y puso en la cancha a Fernandinho, quien logró frenar a terrible Robben, logrando algo de tranquilidad en el complemento.

Brasil, ajustando los marcas, pudo llegar al arco defendido por Cillessen, que no tuvo mucho trabajo. El juego fue cayendo, se volvió enredado en el medio y Holanda dejó de llegarle a los locales, ya que el juego estaba liquidado hacía rato.

Van Gaal a los 90′ fue quitó al arquero Cillessen que fue reemplazado por Michele Vorm, para darle de probar un poco el sabor de la Copa del Mundo, a su segundo arquero.

El partido acababa, el público brasileño silbaba a su seleccionado y, tras varios toques, los holandeses pusieron el tercer gol a los 90’+1 por medio de Wijnaldum.

Holanda ganó por 3-0 a Brasil y dejó a la canarinha en la cuarta posición de un Mundial hecho para que ellos sumen su «hexa».

@lostribuneros

Fijate en

¡Primera B Femenina: Talleres sigue líder, Camioneros se recupera con goleada y San Miguel sorprende!

Jornada 5: resultados, análisis y resumen La Primera B del Fútbol Femenino AFA vivió una …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *