Cristiano Ronaldo se sintió Obdulio Varela

AP Photo/Frank Augstein

El astro portugués por fin rompió el maleficio con su selección y logró un título inédito: La Eurocopa de Francia, en la mismísima Francia.

Sin dudas el crack Cristiano Ronaldo se debe haber sentido casi un charrúa, y mal no está eso, porque junto a sus compañeros de Portugal tuvieron su “Maracanazo”, salvado las distancias y las circunstancias.

Los lusos eran candidatos al fracaso ya que Francia tenía preparada la fiesta para ellos mismos. Era casi un hecho que los “Blues” se iban a quedar con el trofeo de la Eurocopa, pero el fútbol tiene esa magia, ese hechizo, ese encanto.

Su equipo, con mucha entrega y rebeldía, terminó llevándose un partido impensado y un título soñado. Dieron la vuelta frente al público rival, privilegio de muy pocos, delicioso trago bebido por los uruguayos en el “Maraca” en 1950.

El fenómeno, campeón de todo lo que se le cruzó a nivel de clubes, parecía que iba camino a ser olvidado por su afición en un futuro, sin embargo, pudo romper la mala racha con la camiseta portuguesa, y alzó el trofeo en pleno París ante un silencioso público que no daba crédito a lo que veía.

@lostribuneros