Corrupción de la FIFA: testigo amenazada de muerte

La testigo que declaró en contra de la FIFA respecto a los hechos de corrupción respeto a la elección de Catar como anfitrión del Mundial de 2022, fue «mandada al frente» y ahora debe ser custodiada por el FBI. Se sospecha que el juez investigado Hans-Joachim Eckert haya filtrado los datos.

AFP. Una mujer que formó parte del comité de candidatura de Catar para el Mundial de fútbol de 2022 y que testificó en la investigación de las acusaciones de corrupción en la atribución de la sede, declaró este miércoles que tiene que ser protegida por el FBI después de que tanto ella como sus hijos recibieran amenazas de muerte.

«He recibido muchos ataques por internet, la mayor parte dirigidos contra mis hijos», explicó a la cadena Sky Sports News Phaedra Almajid.
«Creo que los ataques vienen de cataríes. Tenían mucha información sobre mí, que creo que la FIFA no conocía o no tenía interés en conocer», apuntó. «Era una amenaza mayor para los cataríes que para la FIFA», subraya.

Las amenazas fueron tomadas en serio por el FBI.  «Estaba en casa viendo la televisión cuando tres agentes del FBI se presentaron en mi puerta», cuenta Almajid, que explica que le preguntaron entonces si sus hijos habían sido amenazados, a la vez que le ofrecieron su ayuda.

Almajid había aceptado presentar pruebas de corrupción contra Catar al presidente de la investigación encargada por la Comisión de Ética de la FIFA, Michael Garcia, con la petición de que no se difundiera su nombre.
La identidad de Almajids fue revelada la semana pasada por Hans-Joachim Eckert, presidente de la Cámara de Enjuiciamiento de la Comisión de Ética de la FIFA, durante su comentario sobre el ‘informe Garcia’, que para el organismo internacional no revela globalmente nada grave que haga replantearse las sedes de los Mundiales de Rusia-2018 y de Catar-2022.

La maniobra de Eckert, según ella, fue deliberada. «Me siento amenazada porque Eckert se aseguró, de manera muy cómoda, muy calculada, de que mi identidad fuera revelada», afirma Almajid. «¿Por qué? Simplemente para disuadir a otros de que lancen la alerta y para intimidarnos a mí y a Bonita (Mersiades, otra mujer que testificó) para que dejemos de hablar de lo que ocurrió en la atribución del Mundial-2022», añadió.

Almajid y Mersiades, que había trabajado en el comité de candidatura de Australia, presentaron denuncias por separado contra el comentario del juez Eckert. La identidad de Almajid fue revelada, pero no el contenido de lo que testificó.

AFP

Fijate en

¡Primera B Femenina: Talleres sigue líder, Camioneros se recupera con goleada y San Miguel sorprende!

Jornada 5: resultados, análisis y resumen La Primera B del Fútbol Femenino AFA vivió una …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *