Corea del Norte tiene entrenador noruego

Un hecho “raro” se produjo en el fútbol asiático. La nación más aislada del mundo, como lo es norcorea, contrató un entrenador extranjero luego de casi 30 años.

Jorn Andersen, hombre de 54 años,  oriundo de Noruega, se encarga de entrenar al seleccionado de Corea del Norte y trabajan con la mira puesta en el Mundial 2022.

El ex internacional noruego dio una nota a AFP en Tokio y contó que Pyongyang, la capital, “es una ciudad muy tranquila, limpia y sin delitos”.

Contó que el gobierno de Norcorea lo ubicó en un hotel lujoso y que lleva una vida junto a su esposa igual a la de Europa.

“Creo que vienen más cosas negativas del exterior (exagerando) cómo es la vida normalmente allí”, dijo Andersen.

“Cuando recibí la oferta por primera vez fue un poco inusual, pero ahora estoy muy contento con mi decisión”, confesó en la capital de Japón, lugar donde su seleccionado jugará la Copa Asia Oriental.

Ponderó la entrega y la ambición de sus futbolistas.

“Mis jugadores son amistosos, son muy trabajadores y siempre están motivados para entrenar. Tengo cierta experiencia en Europa donde los jugadores dicen: ‘Entrenador, estoy cansado, no quiero trabajar hoy'”, agregó el ex entrenador de Austria Salzburgo.

Corea del Norte enfrentará a China en su último partido de Asia del Este el fin de semana después de sufrir derrotas por 1-0 ante los anfitriones Japón y Corea del Sur en sus primeros dos partidos.

Esos enfrentamientos se jugaron en el contexto de una mayor tensión política sobre los recientes lanzamientos de misiles de Corea del Norte y su sexta prueba nuclear en septiembre.

“Entreno con ellos todos los días, dos veces al día, como trabajar con un equipo del club. Los fines de semana regresan a sus clubes para jugar los partidos”, contó y elogió que como entrenador de selección pueda tener a su plena disposición a los futbolistas.

Evitó hablar de política alegando que su función es trabajo es “entrenar al fútbol”, pero dijo que el “deporte puede ser un puente para unir”.

Respecto a su equipo de trabajo contó que en verdad no lo tiene y que es él solo. “La parte más difícil es que estoy solo aquí”, dijo. “No tengo un entrenador asistente, no hay gente con la que pueda discutir cosas”.

Corea del Norte jugó el Mundial de 1966, celebrado en Inglaterra, y el de Sudáfrica 2010. Quieren volver al Mundial  en  2022.

@lostribuneros