Cómo se extrañan los veranos de antes…

Por mil razones, sobre todo de calendario al agitado ritmo del fútbol de este siglo XXI, los torneos de verano en la Argentina tienen cada vez menos que ver con los de otras épocas.

Por ejemplo, se extraña la famosa Copa de Oro de Mar del Plata, aquélla en que generalmente los cinco grandes de nuestro fútbol, Boca, River, Racing, Independiente y San Lorenzo jugaban todos contra todos. O esos invitados de países europeos, selecciones como Polonia y su 4-5 del 86 ante los millonarios, Checoslovaquia, Colonia de Alemania, Nantes, Vasas de Hungría. Hasta hubo un verano donde la Selección de César Luis Menotti convivió con Boca y River en un mismo torneo, algo imposible hoy.

Hoy hay pequeños torneos, triangulares, incluso cuando no existe (como en este verano) apuro causado por el Mundial, que aprieta los calendarios. Y si es así, directamente son partidos sueltos. Estos próximos días habrá varios clubes en acción, pero ninguno entre sí, salvo el religioso Boca-River estival, integrará un certamen. Se extrañan las Copas de Oro. Se extrañan los viejos veranos de fútbol…

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros