Cinco mil almas vieron a su Peñarol entrar en semifinales tras diez años

Tras 17 meses de jugar sin público en las tribunas el equipo de Peñarol pudo darse el gusto de recibir a un puñado de aficionados en el Campeón del Siglo por la revancha de los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Llenos de euforia los cinco mil privilegiados admitidos por la Conmebol pudieron ver como el mirasol se metía en semifinales de la Copa Sudamericana.

Peñarol tenía la seria prácticamente liquidada gracias al triunfo por 3-1 obtenido en Lima ante Sporting Cristal, razón por la cual debía, al menos, empatar para entrar sin necesidad de sufrir innecesariamente porque fueron superiores en ambos encuentros.

Jesús Trindade antes del descanso anotó el exclusivo gol del encuentro a favor del club más popular de Uruguay que les valió el pasaporte a la fase previa a la finalísima. Sin despeinarse, con el freno de mano puesto pero sin subestimar al cervecero el club ferroviario contró la puja ganándose el merecido derecho a jugar una semifinal continental tras diez años.

Los peñaroles ahora esperan al ganador de Liga de Quito y Athlético PR que en Curitiba definirán este jueves. Los ecuatorianos van 1-0 arriba.

@lostribuneros