Central no pudo entrenar en Arroyo Seco

Los Canallas tuvieron que apelar a otros recursos para llevar a cabo la práctica del lunes; una tempestad, la peor en medio siglo, inundó la zona y afectó el centro de entrenamiento.

Paolo Montero y su banda debieron hacer de tripas corazones tras la feroz tormenta desatada el domingo. Quedaron varados en el hotel del club y debieron ir a un predio privado, alquilar las canchas de césped sintético y allí llevar a cabo la práctica.

Cada futbolista debió aportar su propia ropa para entrenar dado a que no pudieron retirar el equipamiento que quedó atrapado en la zona anegada.

«Tuvimos que contratar un complejo de canchas sintéticas», contó Raúl Broglia, presidente de Rosario Central a radio Rivadavia.

Walter Montoya sigue en boca de los dos más populares de Argentina, Boca y River, pero también hay rumores sobre un tercero en discordia: Genoa de Itañia.

Los canallas deberán jugar un amistoso con Patronato, el miércoles, pero si las canchas singuen inundadas deberán suspenderlo.

@lostribuneros

Fijate en

Tigre llegó a la sexta fecha sin hacer goles, la cabeza de Gorosito tiene precio

Tigre sufre su peor inicio en la historia del fútbol argentino de élite En un …