Cascos refrigerados para obreros en Qatar

Luego de innumerables denuncias por abusos y muertes de trabajadores en las construcciones de estadios en el país árabe, se respiran vientos de cambio. Operarios comenzaron a recibir un mejor trato.

Esperemos que el «buen trato» al obrero en Qatar no sea para las cámaras. El hecho es que miles de operarios son víctimas de trabajo en condiciones paupérrimas. La mayoría de las empresas encargadas de la construcción de los estadios son de origen europeo, sin embargo, emplean mano de obra de lejano oriente y del sureste asiático.

En mayo un operario indio cayó fulminado de un ataque cardíaco debido a los 50 grados celsius que hacían en el momento en que se encontraba cumpliendo funciones bajo un sol abrazador, de yapa. Luego de presiones de varios organismos de derechos humanos y de la salud, los árabes han optado por presionar a los prestadores de servicios para cumplan con normas elementales.

La Universidad de Qatar, con sede en Doha, inventó un casco de seguridad muy especial ya que no sólo protegerá al obrero de posibles golpes en su cabeza, sino que además, la mantendrá fresca y ventilada.

Dicho casco cuenta con un sistema que disminuye la temperatura en 10 grados celsius durante cuatro horas. Está en período de prueba.

Vale señalar que la mayoría de los trabajadores contratados son de India y Bangladesh. Generalmente no cobran sus salarios porque les inventan que deben pagarles los pasajes y que para ello deben trabajar al menos un año sin percibir salario, durmiendo en el suelo y trabajando jornadas de 14 horas, comiendo sobras y una vez al día.

Las empresas europeas han sido fuente de críticas por su posición esclavista. En 2022 se jugará el Mundial de fútbol en Qatar.

@lostribuneros

Fijate en

Brasil fue víctima de la maldición de la zona de grupos

Reglas no escritas. Leyes tácitas. Como le quieras llamar. El hecho es que Brasil quedó …