BRUCE GROBBELAAR EL LEGENDARIO ARQUERO AFRICANO

64-grobbelaar

Grobbelaar es recordado como uno de los mejores arqueros de la historia del Liverpool, además de su forma extravagante de jugar. Curiosamente, no es inglés, como más de uno cree, sino que es sudafricano nacionalizado zimbabuense. El notable guardavallas llegó al fútbol tardíamente y casi de casualidad, aunque en verdad era uno de sus sueños.

Nacido en Sudáfrica el 6 de octubre de 1957, tuvo su debut como futbolista recién en 1979, porque en su vida pasó de todo. Grobbelaar comenzó su vida deportiva como jugador de criquet y, gracias a su habilidad en esta disciplina, ganó una beca en Estados Unidos para jugar el béisbol, pero fue llamado por el ejército de su país, por lo que tuvo que retornar a su Sudáfrica natal para estar al servicio durante dos años.

Un grupo de cazatalentos, justamente de la NASL (Liga de fútbol norteamericana) que estaba explorando el África en busca de valores, lo contrató para que defienda los colores de un club canadiense llamado Vancouver Whitecaps.

En 1980 en arquero dio una prueba en el West Bromwich Albion de Inglaterra pero le fue negada la visa laboral, por lo que tuvo que retornar a Canadá. Hecha la ley, hecha la trampa, rlobbelaar pudo ingresar al fútbol inglés ese mismo año cuando su equipo lo cedió a préstamo al Crewe Alexandra.

Su actuación en el mencionado equipo trascendió por los medios de tal forma que la gente del Liverpool abrió sus ojos y lo fue a ver. Ni bien terminó su préstamo la directiva escarlata le compró el pase al elenco canadiense por 250.000 libras.

La idea inicial de los dirigentes del equipo de Anfield era la de tener un suplente de calidad, ya que el arquero era Ray Clemence era intocable. Pero, la fortuna, otra vez, estuvo del lado de Grobbelaar, porque, sorpresivamente, Clemence se marchó al Tottenham Hotspur.

Los primeros tiempos fueron bravos para el arquero, tuvo un debut para el olvido y colmaba la paciencia de la afición del Liverpool, pero primó la paciencia y con el tiempo tomó tanta confianza que terminó convirtiéndose en un ídolo.

Atajó en el Liverpool entre 1981 y 1994, aunque tuvo una interrupción en 1993 donde pasó, sin pena y si gloria, por el Stocke City.

Tuvo problemas graves, al finalizar su carrera, luego de ser acusado de arreglar partidos para favorecer a una agencia de apuestas de Malasia. Se declaró inocente y cómo no hubo pruebas suficientes, fue absuelto.

Grobbelaar jugó 627 partidos con Liverpool, donde supo ser campeón inglés en varias ocasiones, además fue el héroe de la final de la Copa de Europa (hoy Europa League) de 1984, tras hacer un espectáculo aparte para desanimar a los rivales de la Roma en la tanda de penales, y terminar ganando.

El arquero de 1,85 de estatura, fue arquero de selección y pudo defender a Zimbabue entre 1980 y 1998 aunque nunca pudieron clasificar a un Mundial.

Hoy Grobbelaar vive en su natal Sudáfrica y se desempeña como entrenador de un equipo local.

@lostribuneros
https://www.facebook.com/pages/TRIBUNEROcom/334861060680

Fijate en

Australia Descarga una Tormenta de 31 Goles sobre Samoa Estadounidense

Es cierto que el nivel del fútbol de Oceanía es el más pobre, mucho no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *