Boca zafó a tiempo y se acerca a octavos

Dos groserías del fondo le costaron dos goles en el arranque del partido; Boca empató en Colombia con Tolima finalmente. Zárate y Benedetto anotaron. Grupo G de la Copa Libertadores, penúltima jornada.

Totalmente desconcentrados entraron los defensores boquenses al campo de juego de Ibagué. Mientras que Boca Juniors ponía en un arco el local Tolima, un blooper del “Licha” López les valió el gol Alex Castro al minuto 12.

Boca, lejos de desanimarse con el insólito gol colombiano, siguió buscando con el Bebelo Reynoso asociado a un tremendo Mauro Zárate. El Pipa Benedetto se movía junto a Sebastián Vella, pero un impresionante Álvaro Montero, le ponía candado a su valla.

Tras la puja de los boquenses, otro error grosero permitió que Marcos Pérez, de cabeza, ponga al Tolima 2-0 en 21′.

La oncena del Lechuga Alfaro debió serenarse y dejar de lado los errores que les costaron el 2-0. Siguieron bregando con un Zárate que puso una pelota en el ángulo de tiro libre y que su jugada no acabó en gol gracias a la magistral atajada de Montero. Nuevamente Zárate intentó de lejos y en palomita el corpulento arquero le sacó otro gol cantado.

Finalmente, tanto llegó el cántaro al agua que al final se partió; Zárate probó tirarle bajo a Montero y esta vez pudo mandarla a guardar. Iban 35′ y descontaron los boquenses.

Animado por el descuento Boca salió decidido a buscar el empate. Faltaba un minuto para el descanso cuando un futbolista fue derribado en el área, y Benedetto anotó el tiro penal.

En el complemento se vio a un Boca conforme con el punto. Le prestaron la pelota a los colombianos, pero no pasaron zozobra. Los zagueros estaban esta vez atentos, Nández y Marcone contenían mientras que el Bebelo y Villa corrían por los laterales sumándose al ataque.

Andrada tuvo tiempo para redimirse de su grosería. En el minuto 61 Alfaro sacó a Villa y le dio lugar a Pavón, luego llegó Almendra en lugar del Bebelo Reynoso, para darle apoyo a una defensa que debía bregar ante los locales.

Cerca del final el Wanchope Ábila reemplazó a Darío Benedetto, pero no hubo tiempo para nada.

Jorge Wilstermann sobre el final venció por 3-2 al Athlético Paranaense y le puso mucho picante a esta jornada 5 del Grupo G.

Gracias al empate logrado por los boquenses, el Athlético se metió en octavos y jugará por el cierre del grupo con Boca en La Bombonera. Un empate meterá a los xeneizes en la siguiente fase.

soccerway

@lostribuneros