Boca se lució en Brasil y es finalista de la Copa Libertadores

Habrá final inédita de Copa Libertadores. Boca Juniors, que eliminó en pleno San Pablo al Palmeiras, será rival de River Plate en la puja por el título. El juego acabó 2-2 con tantos del “Wanchope” Ábila y del “Pipa” Benedetto.

Boca Juniors sacó réditos del magnífico 2-0 obtenido en la Bombonera sobre los “Porcos”, gracias al doblete sobre Palmeiras.

En el Allianz Parque el conjunto boquense comenzó más que bien. Estaban concentrados y muy bien parados, sin embargo, los porquinhos pusieron el primer gol del juego, pero el VAR indicó que hubo un claro offside.

Con el alma de nuevo en el cuerpo, Boca fue al frente y avisó primero por medio de Pavón, luego, vino la gran chance que no para nada fue desperdiciada por un implacable Ramón Ábila. Villa se la cruzó y éste la mandó a guardar. Iban 17′.

Ese gol boquense desconcertó a un Palmeiras que perdió el control del juego. Los palmeirenses se desarmaron y entraron en un mar de desconcierto.

Boca bien pudo aumentar cifras, pero no lo concretó, yéndose al descanso sin mayores problemas, salvo algún manotazo de un sucio Felipe Melo.

El problema vino en el complemento cuando Scolari sacó a Bruno Henrique y puso en la cancha Moisés. Los “Porcos” ganaron espacio en el terreno y superaron a un Boca que se atrincheró y que no encontraba la salida. Rápidamente, al minuto 53 el defensor Luan se sumó y marcó el empate.

Con las cosas 1-1 se avivó un silencioso y desconcertado público que comenzó a alentar al grito de “Ole Porco”. Se encendieron los motores del conjunto brasileño, por eso, hubo penal de Izquierdoz y gol del paraguayo Gómez; 2-1 ahora en 60′.

Palmeiras estaba 2-1 y Boca estaba incómodo. No lograba salir de la presión y el asedio en busca de la hazaña de los esmeraldas era elocuente.

Miguel Borja, de origen colombiano entró por Willian para darles mayor potencia adelante, mientras que Gustavo Barros Schelotto mandó al campo al “Pipa” Benedetto por el “Wanchope” Ábila.

Jara y Olaza tenían problemas porque Pablo Pérez y Nández no lograban parar los desbordes de unos desesperados pero animados rivales.

Darío el “Pipa” Benedetto recibió el balón, llevaba ocho minutos en la cancha, ganó espacios, se acomodó y sacó un latigazo cruzado que acabó en un golazo.

El 2-2 de Boca directamente destrozó la moral del Palmeiras, que precisaba anotar ahora cinco goles. Felipe Melo fue sustituido por Scarpa, mientras que Zárate reemplazó a Pavón, y faltando 8′ Gago sustituyó a Pablo Pérez.

Olaza tuvo un tiro libre a su favor, la pelota pegó en el travesaño y Nández, con el arcó libre la tiró afuera.

Boca fue justo vencedor de la llave semifinal. En cuanto al arquero Agustín Rossi, en este encuentro, se lleva diez puntos porque nada que ver tuvo en los goles rivales, y además, atajó pelotas con destino de gol.

Los xeneizes sueñan con el séptimo título de la Libertadores y llegan a una final tras once años. River Plate, su acérrimo rival, será su contrincante.

PALMEIRAS 2
Weverton; Mayke, Luan, Gómez y Diogo Barbosa; Bruno Henrique y Felipe Melo; Dudú, Lucas Lima y Willian; Deyverson. DT: L. Scolari.

Cambios: Moisés x Bruno Hernique, 46′; Broja x Willian, 63′; Scarpa x Felipe Melo, 76′.
Goles: Luan, 53′; Gómez, 60′ (penal).

BOCA JUNIORS 2
Rossi; Jara, Izquierdoz, Magallán y Olaza; Barrios; Villa, Nández, Pérez y Pavón; Ábila. DT: Gustavo Barros Schelotto (en reemplazo del suspendido Guillermo Barros Schelotto).

Cambios: Benedetto x Ábila, 62′; Zárate x Pavón, 74′; Gago x Pérez, 81′.
Goles: R. Ábila, 17′; Benedetto, 70′.

Estadio: Allianz Parque, San Pablo.
Referí: W. Roldán.

@lostribuneros