Bélgica levantó la medalla de bronce

Los belgas jugaron un mundial fenomenal y terminaron en la tercera posición tras vencer a Inglaterra en la ciudad de San Petersburgo; 2-0 ganaron con goles de Thomas Meunier y Eden Hazard.

Los ingleses terminaron con las manos vacías en esta Copa del Mundo de Rusia cuando se creyó que podían dar más, sin embargo, fueron sorprendidos por una caliente y rebelde  Croacia que casi sin piernas pero con mucha alma los venció en semifinales.

La prensa le pedía a su equipo, al menos, el tercer puesto, pero, el rival era nada menos que Bélgica, equipo que tuvo la osadía de eliminar a Brasil por cuartos de final, pero que no pudo con los franceses en semifinales. Sin embargo, los Diablos Rojos con un fútbol vistoso y certero en la faz ofensiva lograron quedarse con la victoria por dos tantos contra cero.

Meunier al minuto 4′ abrió y cerca del final Hazard puso la lápida y los belgas quedaron terceros.

El único consuelo para los ingleses es que Harry Kane se quedará con la bota de oro al goleador del torneo.

@lostribuneros