Beccacece se la juega y borra a Pérez y a Domingo

Tremenda silbatina bajó desde las graderías a las tribunas este pasado domingo. Independiente ganaba 2-0 sobre Lanús, pero el Grana los empató y se armó. El entrenador Sebastián Beccacece optó por jugarse una carta que podría llevarlo a la gloria o al despido: borró a Pablo Pérez y a Nicolás Domingo.

El técnico del Rojo tuvo un feo cruce con el temperamental Pablo Pérez, hombre que en el entretiempo rompió en el vestuario un pizarrón.

El lunes Pablo Pérez y Nicolás Domingo se encontraron con la noticia de que el cuerpo médico no los tendrá en cuenta. Si bien, Pérez no puede ser dejado cesante por cuestiones contractuales entre Independiente y Boca Juniors, entrenará a la par de sus compañeros pero no formará parte del plantel que juegue los partidos mientras esté Sebastián Beccacece en el cargo.

Nicolás Domingo es otro de los «referentes negativos» del equipo y también recibió la goma de borrar.

Beccacece considera que ambos futbolistas le restan autoridad y que además no cumplen con el orden táctico que propone junto a sus colaboradores.

Las expectativas que generó el entrenador por su gran paso por Defensa y Justicia fueron inmensas. La directiva del Rojo invirtió 15 millones de dólares en futbolistas como Lucas Romero, Sebastián Palacios, Andrés Roa, Christian Chávez y Alexander Barboza, y pretende que el equipo levante.

Independiente quedó afuera de la Copa Sudamericana, y ahora deberá bregar en la Copa Argentina. Tiene que repuntar en la Superliga, o el entrenador se va.

«El hincha está decepcionado», dijo el ídolo Ricardo Bochini cuando el equipo cayó goleado 3-0 con Estudiantes.

@lostribuneros