Barras de Nacional atacan a familias que iban a ver a Peñarol

La violencia ganó muchísimo terreno en el fútbol uruguayo. Lo venimos denunciando desde hace años cuando la parcialidad de Nacional nos obligó a levantar el móvil cuando viajamos al vecino país a cubrir un superclásico. Desde aquellos tiempos nada ha cambiado y los hechos lamentables se han apoderado aún más del balompié oriental.

Anoche debimos informar sobre amenazas, pintadas y robos en el estadio del Rampla Juniors por parte de vándalos vinculados al rival Cerro. Ahora llega a nuestra redacción un video donde un grupo de barras identificados con Nacional atacan a un grupo de hinchas de Peñarol.

Lo indignante de la cuestión no es que se trató de pares, es decir de barras, sino que de un cobarde hecho porque las víctimas eran familias que se dirigían al estadio Campeón del Siglo para alentar al verdadero decano, Peñarol.

Colegas nos informan que la policía estableció un cordón de seguridad porque ambas hinchadas debían cruzarse en un punto determinado de la capital uruguaya, ya que Nacional era visitante de Danubio y Peñarol jugaba, al mismo tiempo por razones reglamentarias, en su feudo también ubicado en el noreste montevideano con el Defensor Sporting.

Todo hubiera funcionado perfecto si un grupo de malvivientes de las tribunas no rompía el esquema de seguridad, pero nuevamente es Nacional quien da la nota. El club Peñarol denuncia agresión a mujeres, niños y adolescentes, entre otros.

Vale indicar que en 2016 durante un aniversario de Peñarol, un grupo de barras de Nacional desde la sede del club partieron hasta una localidad lindera a Montevideo, para atacar a un grupo de jóvenes peñarolenses que se encontraban de fiesta. Con total impunidad los balearon, y provocaron la muerte Hernán Fiorito de apenas 20 años de edad.

Como suele suceder en el mal llamado “Tercer Mundo”, esto quedó en la total nada. Debajo del video vea el comunicado emitido por la institución ferroviaria.

@lostribuneros