Barovero se habría marchado por hartazgo

El Trapito decidió pegar el portazo en River Plate e irse a jugar a otro país aunque gane menos; iniciará una demanda contra un periodista partidario. Los rumores lo hartaron.

Como diríamos en el barrio los chusmeríos baratos y los golpes bajos cansaron a Marcelo Barovero, por eso decidió irse. Pese a la insistencia de los aficionados y de la directiva presidida por Rodolfo D’Onofrio, que hasta le ofreció una mejora salarial, no hubo chances: se plantó.

De acuerdo a lo que informa La Página Millonaria, un periodista partidario habría creado un rumor que tocaba la intimidad de su familia, e incluso, a partir de allí habrían generado intrigas entre el Trapito con el Fernando Cavenaghi y hasta una pelea con el uruguayo Enzo Francescoli. 

El periodista Pablo Calvari es indicado en el responsable de «tirar cosas al aire», señaló el representante del guardameta «la esposa tiene que ir al supermercado o vivir en el barrio, los chicos van al colegio». 

Lo cierto es que estos golpes bajos terminaron por desmoralizar al muy buen arquero que, además, iniciaría acciones legales, según indicó su representante Marcelo Franceschini, a varios periodistas involucrados al club de Figueroa Alcorta y Udaondo.

@lostribuneros