Anello habló pestes de Lavezzi y éste le inició juicio

0
48

Al parecer, una de las causas que motivaron el poco feliz silencio de los jugadores argentinos con la prensa fue la locura de Gabriel Anello, este relator de Radio Mitre de Buenos Aires, muy conocido por ser mediático y polémico, conductor del ciclo Súper Mitre Deportivo. Anello acusó muy gravemente, casi sin pensar, a Ezequiel Lavezzi en Twitter y el delantero le inició acciones legales. Aquí reproducimos los pormenores de otra situación que deja al desnudo el pésimo nivel del periodismo argentino.

Quién es Gabriel Anello

Quien dijo que el Pocho no fue al banco de suplentes ante Colombia por fumarse un cigarrillo de marihuana en la concentración es el periodista de Radio Mitre Gabriel Anello, quien aclara ser contador público desde los 23 años, trabajó para el Grupo Uno de Mendoza y se transformó a partir de la compra de espacios radiales en uno de los referentes del Fútbol del Ascenso. Luego de varias peleas con los referentes del Nacional B y Primera B, Anello dio el salto a la Primera División: primero en Radio La Red, principal bastión del Grupo Vila, y luego en Mitre.

Fue protagonista de varios escándalos públicos. El primero en mayo de 2009 cuando fue acusado por discriminación por el Inadi (Instituto Argentino contra la Discriminación) y la mutual judía DAIA al postear en su cuenta de Twitter: «Hitler debió haber vivido 10 años más para terminar la obra», en una acusación impulsada por el ex juez de línea e instructor nacional de arbitraje José Barenboim.

En enero de 2014, Anello denunció que mientras veraneaba en su casa de Punta del Este entraron ladrones a su casa a robarle. Sin embargo, la policía explicó que la cerradura no fue violentada y que «ingresaron con las llaves de la puerta de entrada y la clave de la alarma».

Luego, se vio envuelto en otra polémica cuando el año último ganó el afamado premio Martín Fierro al mejor programa deportivo en radio, el Súper Mitre Deportivo. Esa misma noche, cuando fue a la Gala del Hotel Hilton acompañado de su pareja, la mediática Samanta Farjat, recibió un escrache orquestado por su ex mujer, Verónica Caro, que lo acusó de ejercer violencia de género. En aquel momento la propia Cano desligó a Radio Mitre de la situación y explicó: «Él paga el espacio, no está contratado por Radio Mitre. No recibe un sueldo de la radio. Él paga por todo».

La medianoche de radio Mitre, donde Anello es conductor se caracteriza por sus «primicias bombas», como él mismo las define, y que esta vez, en su acusación a Ezequiel Lavezzi encendió un cortocircuito que derivó en el silencio de los jugadores de la selección.

El abogado de Lavezzi confirmó el juicio

SAN JUAN (Télam).- El descargo de Ezequiel Lavezzi no fue sólo una amenaza, sino que ya inició su camino judicial. Hoy, el Pocho le envió una carta documento a Gabriel Anello, pidiendo su retractación luego de lo afirmado.

«Vamos a ir a full con la denuncia, según me pidió el ‘Pocho’, hay periodistas que permanecen en la impunidad», aseguró el abogado Mariano Cúneo Libarona, quien patrocina al jugador, en declaraciones a Radio Rivadavia.

El letrado agregó: «Pedimos la inmediata retractación, daños y perjuicios y multa económica para Anello». Además, aclaró que será «una acción penal para recuperar el honor» del ex jugador de Estudiantes de Buenos Aires y San Lorenzo.

Lo que hizo enojar al Pocho

Anello había dicho en su cuenta de Twitter: «¿Lavezzi se queda fuera del banco de suplentes mañana por el porro que se fumó anoche en la concentración? Pregunto, sólo pregunto». Pero luego lo afirmó: «Lavezzi se fuma su segundo porro en la concentración y el ‘impresentable’ es quien lo dice… Tenemos la selección y jugadores que merecemos». Ayer, después del anuncio de los jugadores de la selección, el relator de Radio Mitre volvió a hablar del Pocho.

Encima Anello dobló la apuesta

SAN JUAN.- «Recibimos muchas acusaciones, muchas faltas de respeto y nunca dijimos nada, pero la acusación que le hicieron al Pocho [Lavezzi] es muy grave». Las palabras de Lionel Messi resonaron por los altoparlantes de la sala de conferencias del estadio Bicentenario de San Juan, luego de la goleada 3-0 ante Colombia por las eliminatorias, y sirvieron como argumento a la decisión que como capitán anunció: los jugadores de la selección argentina no hablarán más con los medios de comunicación.

Pero el autor de esa «acusación» tiene identidad pública: Gabriel Anello. Y, claro, su respuesta a los jugadores de la selección no tardó en llegar. Poco después de la conferencia, Anello habló en el canal Fox Sports, en el programa de Martín Liberman, otro periodista que fue apuntado en los últimos días por decir que perdía plata si la selección no se clasificaba al Mundial. Allí, el relator dijo que las declaraciones de Messi fueron una «tontería», acusó a los futbolistas albicelestes de «cobardes» y aseguró que le «encantaría» encontrarse en tribunales con el Pocho para mostrarle «otras cosas suyas que sí son de la vida personal»

«Me parece una tontería que Messi diga que es la primera vez que se habló de esto. Yo, al menos, lo hablé dos veces. Porque esto me lo contó la misma persona que me había dicho en su momento lo que había pasado con Banega en el doping previo al Mundial 2014 y que Crespi lo había sacado por la puerta de atrás a Lavezzi», comenzó su descargo Anello.

Y agregó: «Yo no soy amigo de los periodistas, a mí no me importa quedar bien o mal con un jugador o con un dirigente. Yo no vivo de ellos, no vivo de una nota, vivo de hacer mi periodismo. Y mi periodismo, a veces simpático y a veces antipático, me lleva a decir cosas que uno se entera. Encantado me encontraría en Tribunales con Lavezzi. Y no es un desafío. Ojalá que Lavezzi me lleve a tribunales para que yo le muestre otras cosas suyas que sí son de la vida personal. Esto no es un tema personal. No me parece que sea un tema personal estar en una concentración de fútbol fumando algo que está prohibido o tomando algo que está prohibido o comiendo algo que está prohibido. Me parece que (denunciarlo) está dentro del trabajo nuestro. Después, que en la casa haga lo que quiera. Estaba concentrado en el predio de la selección, preparando un partido de la selección en fechas de eliminatorias».

Luego, el periodista afirmó que los futbolistas lo usaron de «chivo expiatorio» para dejar de hablar con los medios. «Hay una cobardía en los chicos de la selección de quedarse con el mensaje que yo dije. A ver, simplemente podrían haber dicho ‘no queremos hablar más con esa persona’. Si el problema soy yo, que no hablen más con mi medio y se acabó la historia».

Fuente: canchallena.com

Todo dicho, huelgan los comentarios.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros

No hay comentarios