Alayes pegó el portazo en Estudiantes

Télam.

“Sé las cosas que muchos van a decir ahora y les aclaro que mi relación con Sebastián (Verón) es la misma de siempre, tenemos una amistad, queremos el mismo club y nunca en estos años de trabajar juntos tuvimos una pelea”, dijo.

Alayes, quien asumió en el cargo junto con el propio Verón, el 10 de diciembre de 2012, contó: “no sé si es el mejor momento para tomar esta decisión, pero es el momento, no es fácil para mi irme de Estudiantes, ya lo tuve que hacer en otras etapas y se sufre, pero creo que es lo mejor”.

“Como decía Alejandro (Sabella) para estar en un lugar hay que estar al ciento por ciento, es un cargo de mucho compromiso, responsabilidad y hoy no tengo la energía necesaria para seguir. En gran parte disfruté todo este tiempo, aunque también se siente un desgaste”, agregó Alayes.

Más adelante, manifestó: “ahora volveré a ocupar el lugar del hincha, seré el número 1, de mi club, de este presidente, de este cuerpo técnico y de este proceso que venimos desarrollando muchos, pero todo continúa. Hay un gran plantel y cuerpo técnico que entienden el proyecto”.

A lo largo de estos cuatro años y algo más de tres meses, Alayes fue una pieza clave en la estructura de fútbol del club, con el reordenamiento de las divisiones juveniles primero y el manejo del fútbol profesional después, pero esta decisión la venía analizando desde hace un tiempo y a fin de año eligió continuar hasta el final de la gestión de Verón, pero terminó cambiando su postura e irse antes.

@lostribuneros