Alabado sea Dios

Marcelo Araujo no relatará más partidos de fútbol en la televisión pública, ya que fue cesado de su cargo. El geronte no nos atomizará más con sus chistes de mal gusto, malas palabras y estupideces que nos tenían harto y nos obligaba a bajar el volumen de la TV (Foto: Taringa)

Dios es grande, el señor se acordó de nosotros, de nuestros oídos y de las buenas costumbre, porque en Tribunero no nos bañamos con agua bendita, ni mucho menos, pero si sos comunicador, y más de medios masivos, tenés que cuidar determinadas formas.

El veterano relator tenía un grave problema con el calendario y se quedó en la época de la chabacanería, allá por los ’90, donde eras un «vivo» bárbaro si insultabas a tu compañero al aire, o eras un «fenómeno» si te mandabas un insulto, y dependiendo el calibre de la grosería te convertías en toda una celebridad.

Araujo entró al Fútbol Para Todos y en lugar de demostrar que había evolucionado, dio pena; se olvidaba del nombre de los jugadores, hacía chistes de mal gusto y se ponía a hacer ruidos extraños como una gracia.

Ahora, con buen criterio, se le dará lugar a periodistas jóvenes de la talla de Juan Pablo Varsky o el «Pollo» Vignolo que le darán mucha más jerarquía a una profesión que viene desvirtuada desde 1990, gracias a individuos como Marcelo Araujo, entre otros.

Marcelinho W.

@lostribuneros

Fijate en

Empates y sorpresas en la Zona B de la Primera Nacional

La cuarta jornada de la Primera Nacional – Zona B ha ofrecido encuentros llenos de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *