Agresor de Payet a la justicia

El aficionado al fútbol que arrojó una botella a la cabeza de Dimitri Payet durante el choque de la Ligue 1 entre Lyon y Marsella el domingo fue sancionado con una pena de prisión de seis meses suspendida.

El excentrocampista del West Ham, que estaba a punto de lanzar un tiro de esquina frente a la afición del Lyon en el estadio Groupama, recibió un golpe en la cabeza con una botella lanzada desde las gradas a los cuatro minutos de partido. 

El culpable también podría ser expulsado del estadio Groupama durante cinco años después de lastimar visiblemente al jugador de 34 años.  

El juego fue suspendido inicialmente por el árbitro Ruddy Buquet mientras Payet recibió atención médica del personal del club. 

Sin embargo, Buquet decidió abandonar el partido por completo tras una suspensión de casi dos horas. 

Ahora, según la  Agence France-Presse , el culpable ha sido condenado a una pena de prisión de seis meses con suspensión y podría ser expulsado del estadio Groupama durante cinco años.

El incidente marca la segunda vez que el jugador de 34 años es alcanzado por una proyectir lanzado desde las gradas esta temporada. 

En agosto, Payet fue alcanzado por un proyectil hacia el final de la segunda mitad del enfrentamiento de su equipo con su feroz rival, el Niza.

Reaccionó con enfado y tuvo que ser retenido por algunos de sus compañeros, pero aun así logró arrojar la botella a las gradas.

El gesto provocó una reacción airada de los aficionados del Niza, que rompieron el cordón de seguridad formado por los comisarios y salieron a la cancha para enfrentarse al ex jugador de los Hammers.

Cuando los fanáticos furiosos subieron al campo, el árbitro se vio obligado a suspender el juego, mientras que los jugadores y el personal del Marsella intervinieron para defender a Payet y estalló una pelea que involucró a jugadores y personal de ambos equipos, fanáticos y comisarios.