A los golpes terminaron en Uruguay

Independiente del Valle logró una angustiante clasificación a la final de la Copa Libertadores de América, tras vencer a River Plate por 3-2 en el Estadio Centenario de Montevideo. Tras el pitazo final que le valió la clasificación a los ecuatorianos, los futbolistas del “darsenero” partieron para la violencia.

Fue infartante el encuentro semifinal; Del Valle arrancó arriba, River Plate lo dio vuelta con dos goles con dos minutos de diferencia, la visita lo empató a los 76′ y a los 76′ lo dio vuelta y acabó venciendo y siendo finalista.

La nota saliente, además, fue lo que sucedió luego del pitazo final. Hubo corridas y algún que otro golpe, sin embargo un futbolista del conjunto ecuatoriano arrancó un banderín del córner y comenzó a agredir a los “aduaneros”, apagando el fuego con nafta.

Del Valle va contra Nacional de Montevideo, que venció por 3-0 al campeón actual Sâo Paulo. Será un título inédito para ambos clubes.

@lostribuneros