¿300 millones tirados a la basura?…

El estadio Arenas da Amazonia se convirtió en el Elefante Blanco del Brasil dado su alto costo, 300 millones de dólares, y se sospecha que luego del Mundial no será utilizado por equipo alguno.

Tras la inauguración celebrada el domingo 9 de marzo hubo fuertes críticas hacia el gobernador Omar Aziz y a las autoridades porque ningún equipo amazonense tiene intenciones de ultilizarlo ni bien termine la Copa del Mundo.

El estadio se encontraba hecho un desastre, afirmaron medios brasileños, luego que los aire acondicionados ubicado en los palcos, en su mayoría, no funcionen, hubo goteras en el techo, asientos sucios de cemento y paredes con reboque a la vista, sin terminar, entre otras cosas.

Mucho ruido hicieron las declaraciones del gobernador, quien prácticamente mandó a volar a los periodistas del sur de Brasil, al decirle que no es un «Elefante Blanco» y que sabrán arreglarse cuando el mundial termine.

La cuestión es que el fútbol en Amazonas no tiene la popularidad que existe en San Pablo, Minas Gerais, Río de Janeiro o Rio Grande do Sul.

@lostribuneros

 

Fijate en

¡Peñarol golea y despierta el fantasma de las goleadas históricas!

Montevideo, Uruguay. Peñarol aplastó al Caracas por 5-0 en el Estadio Campeón del Siglo por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *