No fue nadie al clásico brasileño

Foto: Globo

El partido entre los históricos Fluminense y Botafogo entró en la historia negativa del fútbol del vecino Brasil: 2.800 aficionados.

Jugaron por la cuarta jornada del campeonato brasileño 2016 los dos pesos pesados cariocas, quienes se mudaron a la ciudad de Volta Redonda para jugar su clásico, sin embargo el público no acompañó y jugaron con las tribunas vacías.

Sâo Paulo y Santos pasaron al olvido porque en 2005 ellos habían establecido el pobre récord de 4.607 entradas vendidas.

El “Fluzâo” ganó por 1-0 con gol del veterano Fred, 51′. Marcha en la sexta posición.

@lostribuneros