Mourinho pasó del odio al amor en 90′

El temperamental entrenador del Chelsea se enojó feo con Diego Costa en Haifa. Los “Blues” terminaron goleando por Champions League. En los vestuarios la cosa se puso tenue.

José Mourinho se había enojado mucho con su jugador Diego Costa luego que este no siga sus indicaciones de apoyar al belga Eden Hazard en el ataque. El español nacionalizado le respondió y mediante gestos se dijeron de todo durante la primera mitad.

Finalmente, en el descanso, ambos hicieron las pases y solucionaron los entredichos con un fuerte abrazo. Los “Blues” golearon por 4-0 al Maccabi Tel Aviv en el Sammy Ofer.

Chelsea jugará por la última jornada del Grupo G ante su co líder Porto, en Stamford Bridge. Un empate lo mete en la próxima ronda.

@lostribuneros