Lo importante es ganar, no importa la estrategia

Rosario Central se consagró campeón de la Copa Argentina a puro empate. La oncena del “Patón” Bauza no pasó del 1-1 con Gimnasia y Esgrima en la final y levantó el trofeo; apenas dos victorias.

El reglamento del fútbol indica que se considerará ganador de un partido a aquel equipo que anote mayor cantidad de goles, algo que interpretó muy bien su estratega el “Patón” Edgardo Bauza.

Lo importante es el resultado, viejo como el fútbol, y no importa cómo se juegue. Hay entrenadores del “jogo bonito”, otros del “juego aguerrido”, del “fútbol vistoso y tribunero”, pero que no han llegado a nada.

Sin embargo, la idea del “Patón” funcionó; 6-0 ante Juventud Antoniana y 2-1 sobre el clásico rival Newell’s Old Boys, mientras que empataron ante Talleres de Córdoba 0-0, 1-1 terminaron con Almagro, Temperley y en la final con Gimnasia.

@lostribuneros