Huelga justo en el arranque de la Copa América

Brasil vuelve a sedear una edición de la vieja Copa América luego de 30 años. Sin embargo, el arranque del torneo se ve complicado porque están bajo un duro paro general.

El gobierno de Jair Bolsonaro tiene pensado establecer una durísima medida contra la clase obrera. La reforma de jubilatoria propuesta por el gobierno y que espera que la mayoría del parlamento la apruebe, es considerada cruel para los millones de trabajadores e, incluso, para los que ya están jubilados porque planean hacer crueles recortes.

Todo este condimento contamina el comienzo del torneo de selecciones más viejo del planeta. La Copa América pone primera esta noche a las 21:30 con el partido entre el local Brasil y Bolivia.

Los ómnibus se adhirieron a la huelga y operan apenas dos líneas de subtes que están colapsadas. La organización sugirió a los aficionados que ya hayan podido comprar entradas que lleguen con mucha antelación. De preferencia que caminen hacia el estadio del Sâo Paulo ubicado en el barrio Morumbí.

@lostribuneros