Historietas de Mundial 62: Amarildo se viste de Pelé y Brasil bicampeón

La lesión de Pelé en el partido de la primera ronda ante Checoslovaquia había condicionado a Brasil, principal aspirante al título en Chile 62. Sin embargo, el once de Aymoré Moreira se las compuso para llegar a la final, justamente contra los buenos checos. Pero ¿cómo ganar el Mundial sin el diez?

Un tal Amarildo tenía la respuesta. El puntero de 22 años del Botafogo había salvado al equipo en el cierre de la primera fase al marcar los goles del agónico 2-1 ante España que los puso en cuartos de final. Luego fue Garrincha el decisivo ante Inglaterra y en las semifinales con Chile. Pero ese 17 de junio en el Nacional de Santiago, Checoslovaquia sorprendió al campeón con la apertura de su destacado Masopust a los 14 minutos. Allí apareció Amarildo y a los 17 envió un centro que se le coló en su poste al buen arquero Schroif, que por desgracia para él fue responsable de los tres tantos del triunfo brasileño. Porque en el segundo tiempo, a los 24 un centro largo se le fue de control y el medio Zito empujó al desnivel. Y a los 33, otro envío aéreo descolocó al guardameta a quien encandiló el sol, y fue Vavá que cerró el increíble 3 a 1 y el bicampeonato de Brasil.

No era cualquier título. Apenas el soviético Latyschev pitó el final, Pelé (convaleciente de su desgarro) ingresó a la cancha y llorando de alegría abrazó a Amarildo. El gigante se saludó con el pequeño. Una real novela que colocó de nuevo a Brasil arriba de todos. Aunque su astro hubiera brillado un partido y medio.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

Fijate en

Se hace justicia para el femenino de Estados Unidos; clasificación en Catar les proporciona 6.5 millones

El equipo femenino estadounidense recibirá un fuerte dinero gracias a la clasificación del equipo masculino …