Zamalek se “comió” cinco goles y clasificó lo mismo a la final

Un hecho rayano a lo curioso sucedió en las semifinales de la Africa Champions League; los egipcios fueron humillados en Marruecos por un histórico 5-2, sin embargo pudieron meterse en la final ante el Mamelodi Sundowns porque en casa habían goleado.

Los hinchas del Wydad Casablanca deben estar bajo un estrés mayúsculo, y no es para menos; 4-0 perdieron en El Cairo por la ida y ese gol no marcado como visitante les pesó mucho en la revancha, ya que casi lograron una hazaña.

Los marroquíes dieron cátedra de rebeldía y de creer en lo imposible porque en casa lograron hacer cinco goles, pero, la fortuna les jugó una mala pasada luego que los Caballeros Blancos logren anotar en dos ocasiones.

Rapidito nomás Wydad se puso 2-0; Jebor, 13′, y El Haddad, 19′, abrían el camino y encendían las esperanzas, pero un inoportuno tanto de Bassin Morsi, le tiraba los ñoquis al piso a los locales que, sin embargo, volvieron a anotar antes del descanso por medio de Jebor, nuevamente.

Para el complemento Ondama se mandó un doblete, uno de ellos de penal, y se ponían 5-1, y restaban 26′, pero Zamalek dio el zarpazo por medio del nigeriano Ohawuchi y definitivamente el conjunto marroquí se rindió.

Mamelodi Sundowns se lo dio vuelta al Zesco United y lograron una histórica clasificación a la final. El conjunto sudafricano logró vencer por 2-0 en casa a su par de Zambia y con eso logró clasificar. Por la ida habían caído 2-1.

Sundowns, campeón de la PLS va por su primera corona a nivel continental, mientras que el Zamalek de Egipto quiere levantar su sexto título y quedar a dos del mayor ganador, además su rival clásico, Al Ahly.

@lostribuneros