Vanuatu quiere volver a sus viejos buenos tiempos

Durante casi un siglo, la República de Vanuatu, al este de Australia, fue condominada por franceses e ingleses que llamaron a la zona como Nuevas Hébridas, hasta que en 1980 adquirió su independencia y su actual nmombre. Por eso el fútbol, el más popular deporte en la bella isla, recién ahora se está asentando con competencias locales, regionales y a nivel de selección en sus variadas categorías.

Y eso que nació alrededor de 1934, año en que se fundó la Vanuatu Football Federation. Siempre con su antigua denominación, el combinado nacional disputó su primer partido el 19 de septiembre de 1951 en Noumea, Nueva Caledonia, cayendo 9-0 ante Nueva Zelanda, junto a Australia las potencias continentales. En 1963 participó en la primera edición de los Juegos del Pacífico Sur en Fiji, donde ganó un subcampeonato y un tercer puesto esos años, y en 1973 en el comienzo de la Copa Oceanía, actual Copa de las Naciones de Oceanía, cuando en Nueva Zelanda obtuvo el cuarto lugar. Con su nuevo status en 1980, Vanuatu se desarrolló más y consiguió más resultados: tres terceros puestos en los Juegos del Pacífico entre 1987 y 1995, afiliación a la FIFA en 1988, campeón de la desaparecida Copa Melanesia en 1990 y segundo en 1998 en su país, habitué de la Copa de Oceanía y de las competiciones de la FIFA. Y desde 1983 una liga local, al principio centralizada en su capital Port Vila, para en 1994 arrancar con la National Super League, de la que el Tafea FC fue su campeón consecutivamente hasta 2009, un récord mundial que quebró el Amicale, el otro grande de la isla y actual monarca, en 2010.

A pesar de estar claramente por debajo de Australia, Nueva Zelanda y otros importantes de la zona como Fiji o Islas Salomón, los “hombres de negro y oro” cumplieron decorosas actuaciones. En 1992 hicieron su estreno en la eliminatoria mundialista para Estados Unidos 1994, el 27 de junio en Port Vila ante 4000 personas, perdiendo con los neocelandeses 4 a 1, con gol de Charles Vatu. Esa vez los del inblés Terry O´Donnell formaron con  Galinie; Vatu, Pierre, Gard (reemplazado a los 74´), Manesu; Vari, Alick, Bell, Adin (reemplazado a los 63´), Wilkins y Kanas. Luego caerían en sus restantes encuentros ante los Kiwis y Fiji por goleada. Para 1996 fueron segundos en el Grupo Melanesia, perdiendo en los últimos dos minutos 1-2 con Papúa Nueva Guinea, lo que los eliminó del Mundial. Otro segundo lugar en Melanesia en 1998  los llevó a la Copa de la OFC, pero quedaron afuera en primera ronda. Fue con el arribo del uruguayo Juan Carlos Buzzetti que los vanuatuenses vivieron su mejor época: en 2000 y 2002 fueron cuartos en la Oceanía, terceros en la última de la Melanesia en 2000 y, tras una floja tarea rumbo a la Copa del Mundo de  Corea del Sur y Japón 2002, en 2004 protagonizaron una gran hazaña en la previa de Alemania 2006. Primero ganaron su grupo en la primera ronda, y en el hexagonal que llevaba a la final regional, el 2 de junio en Adelaida (australia) derrotaron a Nueva Zelanda 4 a 2, con goles de Seimata Chilia (37´), Lexa Bibi (64´), Jean Maleb (75´) y Alphose Qorig (88´). Los responsables de ese éxito, aparte del montevideano Buzzetti,  fueron David Chilia; Gete (Joe 81´), Bibi, Demas, Vava, Seimata Chilia, Poida (Tabe 84´),  Thompsen, Qorig, Maleb y Manses. Igualmente ésa fue su única victoria y terminaron quintos. Obtuvieron sendas medallas de bronce en el Pacífico Sur en 2003 y 2007 y otro cuarto lugar en la OFC en 2008, totalizando cuatro llegadas entre los cuatro mejores del continente. Ya no tuvieron mejor destino en las siguientes eliminatorias mundialistas, marginados rápidamente para 2010 y 2014.

Ahora, con la dirección técnica de Moise Poida, uno de los héroes de 2004, Vanuatu espera hacer mejor papel en la nueva edición de la Copa de Oceanía, a disputarse en Papúa Nueva Guinea entre el 28 de mayo y el 11 de junio, donde integrará el Grupo A con Nueva Zelanda, Fiji e Islas Salomón, ante quien debutará el 29 de mayo. Si entra entre los dos primeros pasará a las semifinales por el título, y si lo hace entre los tres primeros seguirá en carrera para Rusia 2018, ya que el torneo también sirve de eliminatoria al Mundial y clasifica a su ganador a la Copa Confederaciones de 2017. Sserá una buena oportunidad para que Vanuatu, hoy en el puesto 180 del ránking, trepe en el fútbol internacional y dé lucha como hace tiempo atrás en Oceanía.

Diego Martín Yamus
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros