UNA VICTORIA AJUSTADA QUE LE PERMITE SEGUIR ARRIBA

    67

    Barcelona venció por 1-o al Valencia en el Camp Nou por la jornada 3 de La Liga y es líder absoluto. Los catalanes supieron reponerse de la derrota clásica y posterior pérdida de la Supercopa de España. Real Madrid sigue 5 puntos por debajo.

    Sport.es:: Rotaciones y más rotaciones. Premisa habitual de Tito Vilanova desde el inicio de su legado azulgrana. Con un objetivo claro, evitar a toda costa desconexiones temporales de la zaga como las del Bernabéu. Ante el Valencia, Tito optó por colocar a Alex Song en lugar deSergio Busquets y a Cesc Fàbregas en detrimento del recién galardonado como mejor jugador de la UEFA de la pasada temporada,Andrés Iniesta.

    El camerunés demostró que la intensidad es una de sus virtudes, justo la característica que más favorablemente se adecua al esquema de juego del Barça de Tito. Además, aporta con el balón en sus pies, una salida cómoda para el equipo. Desde los compases iniciales, un paciente Barça empezó a jugar al “parabrisas” con un Valencia amedrantado que pareció, por momentos, un muñeco de trapo en manos de un niño. Pedro yDani Alves fueron los primeros en avisar de que para nada iban a especular y obligaron a Diego Alves a lucirse en sus dos primeras actuaciones.

    ADRIANO, EL FACTOR SORPRESA

    A partir del ecuador de la primera mitad, apareció Messi. Los genios nunca fallan y esa delicadeza inaudita que caracteriza a los más grandes le hizo aparecer para activar al Barça. Un eléctrico Pedro, acompañado por un trabajador y más que correcto Alexis, empezaron a generar cada vez más peligro en la meta valenciana hasta que una rocambolesca jugada acabó en los pies de Adriano que, con una espléndida rosca desde la esquina del área grande, consiguió colocar la pelota justo en la bisección de los palos de la portería de Alves.

    Justo en ese instante, el Valencia comenzó a tener problemas para mantener la compostura defensiva y perdió esa corrección que le imponeMauricio Pellegrino a su equipo esta temporada. Desde la zona técnica, los aspavientos del argentino fueron ‘in crecendo’ viendo como el juego azulgrana empezaba a fluir como antaño con posesiones abismales y con esa sensación característica de peligro cuandoXavi ordena jugar en tres cuartos del campo. El encuentro se fue al descanso con una renta mínima para el Barça, a pesar de contar con muchas ocasiones y, sobre todo, evitando cualquier disparo a puerta de un Valencia en el que no habían aparecido ni los SoldadoGuardado Jonás.

    LA POSESIÓN, EL ANTÍDOTO PERFECTO

    En la reanudación, por problemas musculares entró en el FC Barcelona Jordi Alba en lugar deDani Alves, pero el guion era el mismo. Un Barça asfixiante dominando a un atónito Valencia que no podía hacer nada más que esperar a que el reloj del Camp Nou llegase a los 90 minutos.

    Adriano continuó siendo, sorprendentemente, uno de los más participativos en el ataque azulgrana a pesar de que el Valencia empezaba a sacar las orejas. Un gol bien anulado a Víctor Ruiz fue lo más próximo que estuvo el conjunto ché de igualar la contienda. Tras esto, un gris y desacertadoCesc, alentado durante todo el encuentro por Messi, fue sustituido por Andrés Iniesta.

    Cuando el manchego esta sobre el césped, el Barça respira mejor. El oxígeno de las eternas posesiones de balón hacen que el Barça fluya como una máquina bien engrasada. Y cuando eso sucede es, prácticamente imposible, controlar a los de Tito.

    Pellegrino lo intentó dando entrada a GagoJonathan Viera Valdez en los minutos finales, pero el Valencia estaba muy lejos de poder conseguir algo parecido a una ocasión con una disposición táctica más bien conservadora e incomprensible mirando al luminoso.

    En los minutos finales, Busquets suplió a Alexis y el Barça readaptó el sistema con un Song más retrasado y Busquets jugando de interior. Víctor Ruíz dio un gran susto en el tiempo de descuento que bien habría podido suponer un empate con un cabezazo que se marchó alto en una salida comprometida de Valdés. Jonás lo intentó también desde lejos pero el partido ya no dio para más.

    El Barça suma tres nuevos puntos ante un téorico gran rival. Tras tres jornadas ya es líder y en solitario. El conjunto de Tito Vilanova empieza a carburar y vuelve a jugar como antaño. El Madrid mira desde lejos, desde la distancia.

    Fuente: Sport.es/David Boti
    Enlace:  http://www.sport.es/es/noticias/barca/victoria-lider-2196291