Tiró con una ojota y suspenderían estadio

Sucedió en el encuentro entre el Santos y Sâo Paulo por el Campeonato Paulista, el miércoles por la noche. Un simpatizante, presa de la ira le arrojó con su calzado a un futbolista sampaulino, el árbitro lo vio y lo informó. El Vila Belmiro podría ser suspendida.


‘Urbano Caldeiras’ es el nombre del estadio del Santos, que es llamado “Vila Belmiro” en homenaje al barrio donde está emplazado; un simpatizante le revoleó con una de sus ojotas a un jugador del rival Sâo Paulo y se armó el revuelo. Si bien la policía detuvo al agresor y lo puso a disponibilidad de la justicia, las autoridades de la FPF (Federación Paulista de Fútbol) evalúan efectuar una dura sanción con el recinto del “Peixe”.

No fue gratuita la reacción del simpatizante, ya que el partido estaba caliente; ganaba primero el Santos, pero Sâo Paulo lo empató y dio vuelta 3-1. Pero las provocaciones de uno y otro bando dentro de la cancha enardeció a más de un seguidor. El peruano Christian Cuevas tras anotar un gol de penal hizo gestos a la tribuna como que no oía nada, algo que los enfureció, de contragolpe, el jugador rival Thiago Maia le retrucó: “¡Acá no!”, y fue peor aún.

@lostribuneros