Sanfrecce vapuleó a Mazembe y enfrentará a River

El “Sanfre” con mucho oficio se llevó por delante al campeón africano y se metió en las semifinales del Mundial de Clubes. En Osaka venció por 3-0 y se las verá con el conjunto de Marcelo Gallardo el miércoles a la mañana.

Práctico, ordenado, sencillo, eficaz. Sanfrecce Hiroshima empleó bien sus cualidades técnicas y tácticas para vencer a un desordenado pero veloz Todo Poderoso Mazembe de la República Democrática de Congo, por cuartos de final del Mundial de Clubes de Japón.

El partido jugado en Osaka arrancó con todo; “Sanfre” avisó pasadito el minuto nomás por medio de Kashiwa, que erró por poco. Dos minutos después el veloz Todo Poderoso se fe al ataque, tocó para el costado, amagó entrar y sorpresivamente Assalé sacó un zapatazo que pudo desviar el arquero nipón.

De a poco el Mazembe comenzó a tomar las riendas del partido e intentaba sorprender a un disciplinado Sanfrecce, que bien plantado en su cancha esperaba y observaba los movimientos de su adversario. Justamente, en el momento de mayor presión por parte de los africanos, el “Sanfre” salió de contra a todo vapor, dándole trabajo a los defensores.

Samata tuvo una clara. El congoleño entró con todo al área y cuando iba a sacar el remate, sufrió un claro penal no sancionado por Wilmar Roldán.

Luego, otra vez, Sanfrecce salió a todo vapor de su área con un gran toque de balón. La pelota llegó al área rival, Sató enfrentó al arquero, sin embargo, la pelota terminó yéndose por encima de la transversal.

Poco a poco el partido fue perdiendo el ritmo de vértigo, algo más que sabido, habida cuenta que podría acabar en tablas e ir al alargue, previendo esto, los equipos comenzaron a transportar más el balón y a correr menos.

La baja de revoluciones no quiere decir que el partido se haya puesto malo, muy por el contrario, seguía entretenido ya que ambos entraron a ganar, nada de especular con la posibilidad de los penales.

Faltaba un minuto y medio para el descanso. Mazembe era mejor y no hubiera sido nada descabellado pensar en la posibilidad de que los africanos rompan el cero, pero, pasó todo al revés; Shiotani sacó partida de una dormida de la defensa, tras un tiro de esquina, y con su pie, dentro del área chica, ponía 1-0 al elenco “samurai”.

El tanto japonés fue de efecto sicológico, ya que tras el descanso, los congoleños salieron nerviosos, desmoralizados, algo que le facilitó las cosas al “Sanfre”.

El local comenzó a presionar en busca del segundo gol, cerró los espacios de su contrincante, y los maniató. Iban 11′ cuando Chiba ridiculizó a los gigantes centrales del Mazembe, al ganar de cabeza en el área y colocar el lapidario 2-0.

Mazembe tenía todo el tiempo del mundo, y las energías, pero no tenía la moral suficiente, por eso, sus rivales se agrandaron aún más. Douglas tuvo la chance de encajar el tercero, sin embargo hizo una de más y la desperdició.

El campeón africano jugaba con mucho amor propio, pero dejaba espacios para que su rival ponga la cereza en el postre, y así fue. Transcurrían 78′ (o 33′ del complemento), otra vez, ganaron en el área y Asano de cabeza ponía el 3-0.

Sanfrecce Hiroshima será rival de River Plate el próximo miércoles por semifinales. En la otra llave jugarán, el jueves, Barcelona ante Guangzhou Evergrande.

 

@lostribuneros