River se salvó de una goleada más abultada

3-0 perdió el millonario con Lanús y bien pudo haber caído por cinco goles de diferencia en el Ciudad de La Plata.

Augusto Batalla cometió un penal sobre Román Martínez, Germán Delfino sancionó la falta, sin embargo la campana salvó al aquero riverplatense: posición adelantada.

El Pepe Sand tuvo una chance proveniente de un pase de Román Martínez, anotó el tanto, pero Delfino le marcó posición adelantada y fue anulado.

Lanús se coronó campeón de la Supercopa Argentina 2017.

@lostribuneros