REAL MADRID SIGUE SIN PEGAR UNA EN LA LIGA

    Los merengues hicieron agua en su visita al Getafe; Real Madrid cayó por 2-1 y suma apenas un punto en dos presentaciones. El equipo madridista arranca cinco puntos por debajo del Barcelona, quien pretende subirse al tren bala de las victorias.

    La Vanguardia:: Dos derrotas y un empate, un punto de seis posibles en la Liga, una remontada inesperada del Getafe, a cinco puntos del Barça. El Real Madrid no carbura en este inicio de temporada. José Mourinho calificó de “inaceptable” el partido de su equipo en el Coliseum Alfonso Pérez, donde cayó pese al tanto inicial de Higuaín (2-1).

    Una jugada a balón parado permitió el empate de Valera y un error defensivo de Albiol dejó vía libre a Colunga para lanzar un rápido contragolpe que finalizó Barrada. Dos tantos que hundieron a un Madrid que se vio abocado al ataque absoluto para sacar un resultado positivo pero que quedó trabado, atascado por la acumulación de sus propios delanteros.

    El conjunto dirigido por Mourinho solo dejó escapar 14 puntos la temporada pasada y en dos jornadas de la actual ya ha perdido cinco. En 2012, además, el conjunto blanco no había sumado ni una sola derrota en el torneo de la regularidad (23 encuentros), una racha impecable que terminó abruptamente ante el Getafe.

    El siempre difícil campo del cuadro ‘azulón’ se le atragantó a un Real Madrid que dominó el derbi con cierta solvencia en la primera parte. Higuaín volvió a marcar (dos goles en dos partidos), demostrando sus grandes aptitudes como killer. Control exquisito y remate. Y Ozil falló lo impensable, solo, a un metro de la portería de Moyá. El alemán firmó una gran jugada pero erró lo más sencillo, mandando el balón al larguero.

    Tampoco parecía importar. Con ventaja en el electrónico y control absoluto en el campo, el equipo de Mourinho jugaba relajado, tranquilo, confiado. Quizás demasiado. Ni la apatía continúa en la que vive Cristiano Ronaldo en este comienzo de curso inquietaba a los merengues. Pero la posesión del balón (65%) no lo es todo, también es necesario generar ocasiones para cerrar los partidos.

    Ahí fue donde falló principalmente un Real Madrid que solo remató cinco veces a portería en todo el duelo. Aun así, el Getafe no se creyó capaz de puntuar ante el gigante blanco hasta el tanto de Valera (minuto 53). Una falta botada por el Abdel Barrada desde la derecha, el primer remate a puerta del Getafe y gol. Remate de cabeza de Valera, inalcanzable para Iker. Seis de los últimos tantos que ha encajado el conjunto blanco han sido a balón parado.

    Mourinho torció el gesto en el banquillo. No le gustó que le marcaran en una nueva jugada de estrategia. Rápidamente juntó a Benzemá con Higuaín para conseguir ponerse por delante en el marcador. Pero su equipo no tiene por ahora la pegada de antaño, ni la claridad ofensiva que le permitió alcanzar la estratosférica cifra de 121 goles la pasada campaña.

    Lo intentaron los visitantes. Una falta de Cristiano por ahí, una buena acción de Benzemá por allá, un pase al que no llega Higuaín, una carrera de Di María, … El Getafe cada vez estaba más encerrado en su propia área. No eran ocasiones muy claras pero parecía que la victoria no se le iba a escapar al Madrid.

    Al menos hasta que Albiol le dio un metro de más a Colunga, el delantero azulón cazó un balón largo en el centro del campo y se marchó sin oposición en busca de Casillas. El central blanco se frenó, protestando una posible mano del atacante, y dejó solo a Sergio Ramos. Nada pudo hacer el zaguero andaluz para evitar el pase hacia Barrada, que fusiló la meta del Real Madrid.

    Mourinho tiró de toda su artillería para no firmar un inicio de Liga desastroso. Incluso sacó al canterano Álvaro Morata (19 años) para que le sacara las castañas del fuego. Pero lo que no habían logrado Cristiano, Ozil, Benzema, Di María o Xabi Alonso era muy difícil que lo salvara el muchacho.

    El encuetro estaba roto y cerca estuvo el Getafe de firmar su tercer gol. Lo tuvo Xavi Torres con un tiro que despejó Casillas y lo buscó Lafita. También el Real Madrid combatió hasta el final para igualar el encuentro y sumar al menos un punto. Pero era una lucha impotente, ofuscada, desesperada. Con muchos delanteros pero muy pocas ideas. El reloj y el conjunto local eran ya rivales imposibles de batir.

    Fuente: La Vanguardia
    Enlace: http://www.lavanguardia.com/deportes/futbol/20120826/54341326865/getafe-remonta-ante-real-madrid.html#ixzz24h6RgzO1