RACING LE COMPLICÓ LA EXISTENCIA A RIVER EN EL MONUMENTAL

    El entrenador de Racing, Zubeldía, salva su pellejo gracias a la victoria de su equipo Racing 1-0 sobre River Plate en el Monumental de Núñez por la jornada 8 del Torneo Inicial. Matías Cahais marcó el único tanto y el equipo millonario quedó muy comprometido en la zona del descenso.

    Muy buen marco de público hubo esta tarde fresca en el Monumental de Núñez para presenciar el clásico entre River y Racing por la fecha 8. El partido fue para el olvido y levantó temperatura recién a los 75’, cuando el zaguero Matías Cahais mandó la pelota al fondo del arco.

    El partido era para el olvido, se jugaba en la mitad de la cancha y River de manera desprolija intentaba hacer algo más, pero no por ser mejor equipo sino porque la presión del público los llevaba para adelante.

    River, aparte de no jugar a nada, le faltó suerte porque uno de los pocos jugadores competitivos que tiene en su plantel sufrió una lesión grave; Maidana se marchó con los ligamentos de la rodilla rotos y se va a quedar fuera de las canchas hasta el año próximo.

    Zubeldía por su parte hizo los cambios correctos y en la complementaria puso al veterano atacante italiano Mauro Camoranesi, quien tiró una pelota mágica que luego terminó en gol. Racing se fue al ataque, Barovero ya había ganado un mano a mano contra Vietto, otra vez Barovero sacó la palota, pero tanto llegó el cántaro al agua que al final se partió.

    Cahais ganó una pelota área en el área riverplatense y con un certero cabezazo hizo delirar a sus hinchas apostados en la tribuna visitante.

    River quedó hundido en la zona del descenso directo y se estaría yendo junto a Independiente, además el equipo de la banda todavía no conoce la victoria desde que ascendió a primera división.

    El millonario sumó su tercera derrota en ocho partidos, tiene dos empates y dos victorias. Los académicos, además de volver a la victoria en el Monumental, luego de dos años,  se colocan en la quinta posición con 14 puntos, producto de cuatro victorias, dos empates y cuenta con dos derrotas.

    La vida de River va a ser un infierno en esta semana, ya que los hinchas piden la renuncia de Almeyda y van con los tapones de punta contra el presidente Passarella; la hinchada al unísono le recordaron al pope de River sus declaraciones, cuándo éste hace 14 años manifestó “haber sido hincha de Boca”.

    @lostribuneros