Presidente de club griego invade la cancha con arma y retira al equipo

75

El clásico entre el AEK Atenas y PAOK no llegó a su fin. El presidente del segundo en mencionar, invadió la cancha junto a sus guardaespaldas con un arma de fuego, protestó airadamente la decisión de referí, quien al minuto 88 le había anulado un gol a su oncena. Decidió retirar al equipo del partido.

No es la primera vez que debemos informar sobre este tipo de incidentes en el fútbol griego. Tiempo atrás un clásico entre Panathinaikos fue suspendido luego de hinchas amenacen, en pleno terreno de juego, a los rivales del Olympiakos del Pireo, por citar un ejemplo.

Dos semanas atrás en el choque entre PAOK y Olympiakos, fue suspendido antes de que comience por disturbios, ahora, otra vez el PAOK da la nota, ya que el juego clásico con AEK, fue suspendido a los 88′ porque al presidente se le ocurrió entrar armado, amenazar al referí y retirar a su equipo de la cancha.

El partido era válido por la jornada 25 y el líder es el AEK, mientras que su rival PAOK marcha tercero cinco puntos por debajo.

La reacción del pope del PAOK. Ivan Savvidis, fue la frutilla en el postre porque el partido venía picado; tackles, patadas desleales, y hasta un pisotón descarado del futbolista brasileño Léo Matos, que fue penado con una simple tarjeta amarilla.

Clima de guerra se vivió durante 88′ en el Toumbas, e increíblemente, hasta el momento de la suspensión, cuando PAOK anotaba y el árbitro lo anuló, no había expulsados y sí nueve tarjetas amarillas.

El caboverdiano Fernando Varela había anotado el tanto que dejaría al PAOK respirándole en la nuca a su rival de todas las horas, pero el árbitro de apellido Komidis, a instancias del línea, anuló la conquista.

Tras la invasión de Savvidis -que portaba un arma en la cintura- retiró a sus jugadores del campo de juego, amenazando junto a un colaborador para que Komidis suspenda la brega. Cómo este se negó, retiró el equipo.

@lostribuneros