Por qué Argentina no fue a Brasil 50

48

Como 12 años antes, Argentina no concurrió al Mundial, en este caso en Brasil. Otra historia de líos de todo tipo originó la segunda ausencia seguida de la albiceleste, otra oportunidad perdida de salir campeón por sus brillantes figuras de la década.

fue una trama de roces entre Argentina y Brasil. Todo comenzó en el Sudamericano (actual Copa América) de 1946, cuando el 10 de febrero, en cancha de River Plate, la Selección enfrentó a Brasil en la última fecha. A los 30 minutos, De la Mata y Chico fueron expulsados por el uruguayo Nobel Valentini, y se originó una gresca de proporciones que mantuvo parado al encuentro por nada menos que 70 minutos. Argentina ganó 2-0 y salió campeón, pero fue la semilla que luego germinaría en la ausencia.

Pero lo más agudo se produjo para 1949. La huelga de Futbolistas Argentinos Agremiados, disconforme por los sueldos de los jugadores, hizo que varios cracks, entre ellos Alfredo Di Stéfano y Adolfo Pedernera, emigraron a Colombia, que como no estaba afiliada a la FIFA pagaba sumas exorbitantes sin porcentajes a los clubes de origen. Esos cracks formaban en gran parte la Selección, por lo que se decidió no ir al Sudamericano de Brasil en 1949. Como represalia,la Confederación Brasileña prohibió a clubes del país vecino enfrentar a sus pares argentinos, como el Bangú. En respuesta, la AFA, presidida por Valentín Suárez, comunicó que se bajaba de las eliminatorias para el Mundial, en las que debían jugar contra Chile y Bolivia.

La entidad madre de nuestro fútbol declaró la actitud de la CBF de inamistosa y expresó: “Hasta tanto puedan establecerse debidamente sus orígenes y alcances, la AFA se encuentra obligada a adoptar una inevitable medida en resguardo del indeclinable principio de dignidad y respeto”. Estaba también disgustada con la Confederación Sudamericana y con la FIFA, entendiendo que ambos organismos no impidieron el éxodo.

De esa forma, una vez más por líos ajenos al propio juego, Argentina no participó en el Mundial, cuando tenía, como siempre, material de sobra para estar y aspirar al título que, finalmente, fue a parar a su vecino Uruguay. Pero la novela no quedó allí, se prolongó hasta 1958. Por eso también faltaría a Suiza 54. Una lamentable y larga ausencia, que en el momento del retorno no sería en vano, con la mala actuación en Suecia 58.

Diego Martín Yamus.
diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros