PALMEIRAS ES CAMPEÓN DE LA COPA DEL BRASIL

    El equipo de Palmeiras se consagró campeón de la Copa de Brasil, luego de igualar 1-1  de visitante ante el Coritiba en el Couto Pereira. Los “cerdos” (porcos) se aseguraron una plaza en la Copa Libertadores 2013. El chileno Valdivia y el argentino Hernán Barcos juegan en el equipo paulistano. 14 años que no festejaban un título nacional de primera división.

    Palmeiras hizo valer su victoria en el Arenas Baruerí del pasado miércoles por la ida, donde ganaron 2-o y en la ciudad de Curitiba tuvieron que soportar los embates del local que estaba necesitado de llevarse una victoria que, al menos, le permita patear penales.

    El Coritiba, con un estadio Couto Pereira rebosante de público, se llevó por delante a su similar de San Pablo, pero la férrea defensa del “cerdo” lo llevó a aguantar bien el empate y salirle de contra al equipo local, que con el pasar del tiempo desesperaba.

    Los patas blancas (coxas brancas) se enloquecían con el pasar del tiempo, y para peor, la sólida defensa del equipo palmeirense desesperaba al ataque coritibano.

    La primera etapa acabó 0-0.

    Para el complemento el jugador Ayrton puso el 1-0 para el equipo de Paraná, cuando a los 16′ dejaba las cosas 1-0 y le abría la ilusión a los 42.000 hinchas del “coxa” que estaban apostados en las graderías del estadio del coqueto barrio Alto de la Gloria.

    El 1-0 daba esperanzas y, por eso, el equipo verde esmeralda tuvo que saber aguantar y no dejar al local agrandarse, pues un segundo gol significaría los tiros desde el punto penal, en el mejor de los casos.

    Por fortuna, el equipo dirigido por el temperamental Luiz Scolari no se aplacó con el gol local y salió a buscar el partido, Betinho apenas 4′ minutos después del gol coxa puso el 1-1 y desmoralizó al local.

    Palmeiras con el empate parcial era sabedor de que necesitaba caer 4-1 para perder la corona, faltaban solo 25′ y un gran negocio era ir al frente.

    Los “cerdos” generaron varios contragolpes y pusieron dos pelotas en el palo, Coritiba luchaba como un león herido y trataba de todas formas buscar el segundo gol.

    “Felipâo” Scolari, viejo lobo de mar, paró bien su equipo en la retaguardia y los mandó a jugar en la zona defensiva del local, donde sacó buenos réditos y el reloj corrió más rápido.

    Con el empate 1-1 Palmeiras se consagró campeón de la Copa de Brasil y jugará la Libertadores 2012 junto al campeón Corinthians (su archirrival)