Otro papelón de los europeos al suspender otro partido por violencia

    Nuevamente Europa es noticia en cuanto a violencia en el fútbol. Montenegro y Rusia jugaban por eliminatorias rumbo a la Eurocopa 2016 cuando una bengala alcanzó al arquero ruso. Suspendieron el encuentro (Foto: AFP)

    Jugaban por la quinta jornada del Grupo G Montenegro y Rusia, en la ciudad de Podgorica, cuando un inadaptado dejó en claro que es bastante sencillo violar las normas de seguridad en el “viejo continente”, luego de ingresar al estadio con una bengala y tirársela al arquero visitante Igor Akinfeev.

    No es la primera vez que se suspende un partido entre selecciones en Europa. Serbia y Albania por poco no terminaron en desgracia. Ahora, les tocó a los montenegrinos y rusos.

    Transcurría media hora de juego cuando una bengala arrojada por un parcial de Montenegro impactó en la cabeza del arquero ruso Akinfeev, pero el referí alemán Deniz Aytekin en lugar de suspender el encuentro, permitió que este continúe.

    La grosería cometida por el referí no quedó por esa. Rusia debió “quemar” un cambio por un hecho ocurrido que nada que ver tenía con el juego. El referí decidió que el encuentro seguiría su rumbo, hasta que a los 66’ un penal fallado por los rusos provocó un tumulto que acabó con una gresca en las graderías.  Llovían butacas y todo tipo de objetos, por lo que el alemán dio por suspendida la brega. Iban 0-0.

    El guardametas llegó consciente al hospital, y luego de los estudios correspondientes se constató que está fuera de peligro.

    @lostribuneros