Niño “echado” de un estadio recibió un premio

Cosas insólitas suceden en el mundo del fútbol y Brasil no está exento; un pequeñito de apenas cuatro años de edad fue mandado de nuevo a casa junto a sus padres al aplicársele en derecho de admisión durante un partido entre el Palmeiras e Ituano, que jugaban por el campeonato Paulista.

Davi Luis se fue llorando al saber que los guardias de seguridad del estadio de Itú, le prohibía presenciar el encuentro entre el Ituano y el equipo de sus amores Palmeiras por tener menos de cinco años de edad. La indignación de los padres fue enorme y esto se hizo saber por todo Brasil; directivos palmeirenses al enterarse del hecho no dudaron en contactar a sus progenitores e invitarles, con los viáticos pagos y todo, a ver el próximo encuentro del “Porco”.

El pibito le trajo suerte a su equipo, ya que en el Allianz Parque se llevó puesto al Ferroviaria por 4-1. Entre semana el Palmeiras había hecho agua en el superclásico con Corinthians, que con diez hombres en la cancha y sobre la hora, los derrotó.

@lostribuneros