MILAN HIZO AGUA EN EL MEAZZA

    Milan arrancó con el pie izquierdo en la fase de grupos de la Champions League y apenas empató en San Siro 0-0 ante el Anderlecht de Bélgica.  El equipo lombardo extraña la ausencia del sueco Ibrahimovic en el ataque.

    Marca.es:: El Milan no logró pasar del empate en San Siro en su debut en la Liga de Campeones contra el Anderlecht belga, en un encuentro que evidenció de nuevo las carencias del equipo ‘rossonero’ que este año se quedó sin algunas de sus estrellas como Zlatan Ibrahimovic y Thiago Silva.

    El Milan llegaba al encuentro necesitado de una victoria para redimirse de los decepcionantes resultados ligueros encajados hasta ahora con dos derrotas ante la Sampdoria y el Atalanta.

    El técnico Massimiliano Allegri, que no pudo contar con los brasileños Pato y Robinho en el ataque por lesión, apostó por un esquema 4-3-2-1, con Giampaolo Pazzini como delantero y Kevin Prince Boateng y Emanulson como medias puntas, dejando al español Bojan Krkic y a El Shaarawy en el banquillo.

    Con todo, el Milan evidenció problemas para construir su juego y acusó una falta de intensidad y de continuidad, que complicó su estreno en la Liga de Campeones ante un rival con mucha menos experiencia europea.

    Los ‘rossoneri’ sufrieron para contener los ataques del Anderlecht, que supo aprovechar las dificultades de Antonini en la banda derecha para contener a Gillet, facilitando que el conjunto belga acercarse al área de Abbiati, aunque sin crear claras ocasiones de peligro.

    Pese a la discontinuidad de su juego, el Milan sí creó un par de ocasiones claras con un pase en el minuto 18 de Pazzini a Flamini, en una jugada que acabó salvando Proto, así como en el minuto 34 con Nocerino que con un pase de profundidad dejó a Emanuelson solo ante el meta del conjunto belga, que de nuevo evitó que el Milan se avanzara en el marcador.

    Tras el descanso, el Milan se mostró más reactivo y buscó con mayor intensidad el balón, mientras en el ataque pareció que había logrado encontrar el modo de poner en una situación difícil a la defensa del Anderlecht, que reaccionó cerrándose dentro del área.

    Allegri intentó reactivar a sus hombres con un cambio en el ataque sacando al campo a El Shaarawy en el minuto 60, en sustitución de Boateng, y que tuvo una oportunidad clara a los pocos minutos.

    Así, el Milan no se rindió y siguió intentando abrir su juego creando nuevas ocasiones de peligro pero no logró adelantarse en el marcador, mientras que al final del encuentro pareció acusar el cansancio.

    De este modo, el encuentro se cerró con un empate a cero, en el que supone el quinto partido que los ‘rososneri’ disputan contra el Anderlecht, en una trayectoria que hasta ahora les había dado dos victorias y dos empates.

    Un resultado por debajo de las expectativas que complica, además, el futuro de Massimiliano Allegri al frente del banquillo milanés, ya que en Italia son muchas las voces que apuntan que podría ser sustituido por el entrenador de los juveniles del club, el ex delantero Filippo Inzaghi.

    Fuente: Marca/EFE
    Enlace:  http://www.marca.com/2012/09/18/futbol/liga_campeones/1348001228.html