MÉXICO ES CAMPEÓN OLÍMPICO TRAS VENCER A BRASIL

    El “tri” logró una verdadera hazaña en silencio y sin alharacas, al consagrarse campeón olímpico. México se impuso 2-1 sobre Brasil en un verdadero partidazo. Oribe Peralta anotó los dos tantos, el primero llegó a los 30 segundos de juego. Un gol de Hulk en el minuto 90′ abrió la esperanza de Brasil pero la sólida defensa mexicana supo soportar los embates (Foto: AP)

    México se paró muy bien en la cancha, jugo el partido perfecto y con total justicia le ganó a Brasil por 2-1.  Oribe Peralta, el delantero del Santos Laguna, abrió el marcador a los 30 segundos de juego, luego de un grosero error defensivo de un Brasil que estaba frío.

    El hábil delantero mexicano recibió una pelota mal jugada por Rafael, y desde afuera del área remató fuerte y rastrero: GOL. México se puso 1-0 y eso desconcertó al scratch.

    Brasil estaba frío y sorprendido, México hizo su negocio, apretó el balón en la mitad de la cancha y recién a los 12′ el equipo verdeamarelo comenzó a controlar el balón y puso frente a su arco al “tri”.

    Neymar no aparecía y, por eso, el técnico Mano Menezes tuvo que meter mano en equipo colocó a los 30′ a Hulk para potenciar al joven crack del Santos.

    Con el jugador del Porto en la cancha, Brasil ganó mayor ferocidad en el ataque pero una defensa sólida y con mucha personalidad, supo resistir sin sobresaltos los embates del rival.

    Corona, el arquero y capitán azteca paró un tiro libre de gol de Hulk y con el 1-0 fueron al descanso.

    En la complementaria, Brasil quiso sorprender al minuto por medio de Hulk, hubo un tiro libre peligroso pero la barrera desvió el balón. Los brasileños pretendieron entrar por las bandas laterales, pero los centrales mexicanos estaban bien parados e inspirados; no se dejaban amedrentar por el adversario.

    El orden táctico reinó en México, la sobriedad de sus volantes defensivos llevó al equipo azteca a no pasar grandes sustos.

    México salía de contra, Brasil renunció al juego colectivo y apeló a las individualidades, Neymar se la jugó de héroe pero directamente lo borraron del partido.

    De contra México estuvo por marcar, tuvo una jugada que de chilena rebotó en el horizontal.

    Oribe Peralta marcó un gol que fue anulado por un off-side.

    Menezes puso a Pato, a Lucas, pero era tarde; México ya se había puesto 2-0 y estaba todo cocinado.

    Brasil le puso una cuota de dramatismo al final; los mexicanos se relajaron y las tribunas eran un “canta y no llores”, y aprovechando eso, Hulk a los 90′ puso el 1-2.

    México de contra se perdió el 3-1 a los 90+2′ y a los 90’+3′ Oscar se perdió el 2-2.

    Millones de corazones, tanto mexicanos, como brasileños, se paralizaron tras el gol errado por el delantero verdeamarelo; el referí inglés, tras esa jugada, no lo dudó y cerró el partido: ¡MÉXICO CAMPEÓN!

    @lostribuneros