Messi sopló, Argentina resucitó, 3-1 y al Mundial

Argentina podía. Dependía de sí mismo. Bastante grande es para que otros tuvieran que escribir su historia. Y lo hizo: con coraje, con autoridad, lo dio vuelta, derrotó 3-1 a Ecuador en la altura de Quito y llegó al Mundial, su amigo de toda la vida. Y para ser ésta una noche inolvidable, Lionel Messi fue Lionel Messi y con tres goles sopló su espíritu resucitador sobre su Selección para el éxito tan esperado.

Quién iba a pensar, luego de tantos dolores, el cero con Uruguay, el uno con Venezuela, el amargo con Perú, el lastimoso camino eliminatorio, que Argentina iba a llegar a esta felicidad. Quién iba a pensar cuando a los nada más que 45 segundos, un pelotazo sorprendió a una defensa frágil, Mascherano no pudo despejar, el imparable Romario Ibarra ganó y de zurda abrió el marcador, y pareció noquear las ilusiones albicelestes.

Este Ecuador joven y cambiado, entusiasmado con un resultadito como ganar aún cuando ya está afuera, arrancó tan con todo que a los 6 Biglia perdió y la contra terminó en un remate de Ibarra apenas afuera. Pero la Selección se puso de pie, como debía hacerlo. Por su historia, por su nombre, por la circunstancia. Di María, resistente a la altura, fue quien levantó con sus intentos y creó tres ocasiones, una ráfaga furiosa como para recordarle al local  quién estaba enfrente.

Y la ráfaga derivó en lo necesario: el empate, a los 12. Y lo más necesario aún, que Messi apareciera aquí, hoy, en una final, en Sudamérica, no en la fecha 14 de España con Getafe. La jugada del gol la inició Darío Benedetto, muy activo esta noche, que bajó para Messi, que combinó con Di María y éste cruzó para el rosarino, que definió ante Banguera para volver a creer en el Mundial.

Y pasó el rato de fama de los ecuatorianos. Argentina siguió mejor, más profundo, como si no le pesara la condición natural del lugar y todo lo demás. Ni le hizo falta oír cómo iban las otras canchas. Messi hizo lucir al arquero, y cuatro después, a los 20, frotó la lámpara, la del Barcelona, pero por fin con la albiceleste. Otra vez Benedetto cedió a Di María, éste pasó a la Pulga, quien se mandó una personal preciosa y una definición exquisita por arriba de Banguera para el segundo gol.

El local atacó mucho pero con poco peligro. Desbordes, el jovencito Ibarra imparable, algo de Ordóñez y Cevallos, y gracias. Romero casi no la tocó desde el sacudón del 0-1. Y Banguera debió esforzarse de nuevo ante remate de Di María.

Los dueños de casa se fueron con todo en el reinicio, lógico, y llenaron de centros y córners el área argentina, pero no produjeron nada importante. Sólo un disparo de lejos totalmente desviado. La Selección bajó un poco las revoluciones, controló correctamente las embestidas tricolores (buen trabajo de la línea de tres) y cuando pudo avanzó de contraataque. Y en uno de esoss avances aislados, en el momento de inseguridad del partido, volvió Messi. 17 minutos, se llevó la pelota y remató con tranquilidad para marcar el 3-1 inapelable, tan inapelable como su magia. Hubo tiempo para poco más. Entraron Icardi por un cansado pero correcto Benedetto, Leandro Paredes para tener la pelota y Fazio para marcar los centros. Banguera le sacó el cuarto a Icardi. Y lo mejor: la locura, la emoción de todo el grupo argentino al final.

Argentina se lo ganó. Tuvo reacción, actitud, marcó goles por fin. Hubo trabajo de equipo, a pesar de fallas lógicas. Y tuvo un Espíritu Santo del fútbol que lo resucitó. El de Messi, el que tanto se necesitaba aquí y ahora. La noche en que Messi volvió a ser Messi. Y Argentina volvió a ser Argentina. Esa que hoy llegó otra vez al Mundial.

 

FICHA DEL PARTIDO

Eliminatorias para la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018

Zona Sudamérica, fecha 18

Martes 10 de octubre de 2017

Ecuador 1-3 Argentina

Goles: Romario Ibarra 45 segundos (ECU), Messi 12´, 20  y 62´´ (A).

Estadio: Olímpico Atahualpa (Quito).

Arbitro: Anderson Daronco (Brasil).

ECU: Banguera; Velasco, Aimar, Arboleda, Christian Ramírez; Renato Ibarra, Orejuela, Intriago, Romario Ibarra; Ordóñez y Cevallos. DT. Jorge Célico.

ARG: Romero; Mercado, Mascherano, Otamendi; Salvio, Enzo Pérez, Biglia, Di María; Messi, Acuña; Benedetto. DT. Jorge Sampaoli.

Cambios: 41´ Ener Valencia por Cevallos (ECU), 63´ Preciado por Ordóñez (ECU), 76´ Uchuari por Intriago (ECU) e Icardi por Benedetto (A), 82´ Paredes por Di María (A) y 89´ Fazio por Salvio (A).

 

RESULTADOS FECHA 18

Brasil 3-0 Chile

Goles: Paulinho 55´, Gabriel Jesús 57´ y 90´ +3 (B).

Uruguay 4-2 Bolivia

Goles: Cáceres 40´, Cavani 42´, Luis Suárez 60´ y 75´ (U), Gastón Silva autogol 24´, Godín autogol 79´  (B).

Ecuador 1-3 Argentina

Goles: Romario Ibarra 45 segundos (ECU), Messi 12´, 20  y 62´´ (A).

Perú 1-1 Colombia

Goles: Guerrero 75´ (P), James Rodríguez 55´ (COL).

Paraguay 0-1 Venezuela

Gol: Herrera 84´ (V).

 

POSICIONES FINALES

  1. Brasil 41 puntos
  2. Uruguay 31
  3. Argentina 28
  4. Colombia 27
  5. Perú 26 (+1)
  6. Chile 26 (-1)
  7. Paraguay 24
  8. Ecuador 20
  9. Bolivia 14
  10. Venezuela 12

 

CLASIFICADOS DE SUDAMÉRICA PARA EL MUNDIAL DE RUSIA: Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia.

CLASIFICADO PARA EL REPECHAJE SUDAMÉRICA-OCEANÍA: Perú. Jugará en noviembre dos partidos con Nueva Zelanda.

Diego Martín Yamus.
Diegoanita@hotmail.com.ar

@lostribuneros